Chubut: Crece la polémica por el contacto de fauna marina en un campo de Península Valdés

Más imágenes de contactos extremadamente cercanos entre personas y fauna marina en una estancia de la zona sur de Península Valdés, volvieron a poner sobre el tapete la falta de controles más estrictos en el manejo que algunos establecimientos privados hacen de su recurso marino.

El martes, la foto de una cría de elefante marino recostado a los pies de un fotógrafo, generó una polémica y una intervención del Ministerio de Turismo, que pidió explicaciones formales a la Estancia Rincón Chico, que publicó en su cuenta de Instagram la foto, que muestra una cercanía entre humanos y la fauna marina que está prohibida por ley.

Ahora, en la misma cuenta de Instagram de este establecimiento orientado al turismo extranjero, aparecieron más imágenes en el mismo sentido. En una reciente, se ve a una lancha al lado de una ballena, presuntamente usando un hidrófono para “escuchar” ballenas.

“Día de testeo de hidrófonos en Península Valdés. Sabías que cada especie de ballena y delfín produce sonidos diferentes -incluyendo canciones, gemidos, clicks, suspiros y zumbidos- y que los científicos pueden escuchar estos sonidos y así detectar las diferentes especies de mamíferos marinos?”, dice el posteo.

En otro de los posteos –del año pasado- se ve a una mujer introduciendo la mano en el agua muy cerca de dos orcas: “¿Sabías que la comunicación acústica es ampliamente utilizada por los cetáceos en una variedad de contextos, que incluyen interacciones sociales, cohesión grupal, apareamiento, contacto madre-cría, viajes y búsqueda de alimento? Las orcas, como especie altamente social, tienen un sistema de comunicación muy complejo”, señalan en el posteo en IG.

Una tercera imagen publicada por otra cuenta de Instagram (Península Valdés Orca Research), se ve a un hombre a bordo de un gomón, también muy cerca de una orca en un lugar en el que no se puede tomar contacto con los animales. “Para alguien que no tuvo la suerte de tener una orca al lado es difícil darse cuenta del tamaño real de la misma, ya que se necesita una referencia conocida para usar como escala. En esta foto de Rob Pitman se puede comparar el tamaño de este macho (al menos la mitad frontal) con el de los científicos. ¿Impresionante, verdad?”

La polémica continúa y el Ministerio de Turismo de Chubut avanzaría en controles más estrictos con los establecimientos privados que están violando la norma que regula e impide el contacto directo con fauna marina en un sitio considerado intangible y Patrimonio de la Humanidad.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Argentina: Prohíben la caza en Corrientes

Es tras la viralización de un video de cazadores furtivos que matan animales que ...