Corrientes: se recolectaron 400 ejemplares de Caracol Gigante Africano

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) realizó el segundo monitoreo del Caracol Gigante Africano en la capital de Corrientes en todas las casas situadas en la manzana donde se detectó el foco en el barrio Yapeyú.
 

Como resultado de esta segunda campaña interinstitucional, se lograron recolectar cuatrocientos ejemplares vivos y setecientos doce conchillas (ejemplares muertos) de la especie exótica.
 
Estas acciones son implementadas por el SENASA en virtud de salvaguardar la producción agrícola, el medio ambiente y la salud pública, mediante el fortalecimiento de la articulación interinstitucional en acciones concretas con el fin de lograr la contención de la especie A. fulica.
 
Recomendaciones:
 
En virtud de que se trata de un trabajo a largo plazo y para el cual es necesario cumplir determinadas acciones, se lanzaron una serie de recomendaciones dirigidas a los señores productores y/o vecinos, a saber:
 
-En caso de sospechar la presencia de esta plaga, deben comunicarse con el SENASA, a su línea gratuita 0800-999-2386; a la Oficina en Corrientes: (0379) 4430028/ 4421197 o de Puerto Iguazú (03757) 421517; a la Dirección de Vigilancia y Monitoreo de Plagas en Buenos Aires: (011) 4121-5196.
 
-También se puede enviar un correo electrónico a: [email protected] o realizar la denuncia a través del formulario de la página web: www.sinavimo.gob.ar/node/add/deteccion
 
– No tocar ni comer los caracoles
 
– Si se los toca, lavarse inmediatamente las manos; al igual que si se tocan superficies que pueden haber estado expuestas a su baba.
 
– Evitar el contacto con la baba del caracol, especialmente en ojos, nariz y boca.
 
– Lavar con agua potable las verduras, porque pueden haber estado expuestas a su baba.
 
– No utilizar los caracoles como carnada de pesca, mascotas o adorno.
 
– No utilizar veneno contra el caracol, ya que los molusquicidas son extremadamente tóxicos para niños, mascotas y la fauna nativa.
 
– No acumular en el jardín restos de madera, materiales de construcción o cualquier otro elemento que pueda servirle de refugio.
 
– En caso de hallarlos, tomarlos con guantes impermeables (látex), colocarlos en una bolsa, y ponerse en contacto de inmediato con el SENASA.
 
– No permitir que los niños jueguen con estos caracoles.
– No trasladar los caracoles a otras zonas. Tampoco plantas u otros elementos del hogar donde los caracoles o sus huevos podrían alojarse. 

El Litoral Corrientes

Tags:

Esto tambien te puede interesar