Mendoza: el oso polar ‘Arturo’ se quedará en el zoo y no será trasladado a Canadá

El oso Arturo, último polar que vive en cautiverio en Argentina y que habita en el Zoológico de Mendoza, no será trasladado a Canadá y seguirá en su recinto en suelo provincial. 

 
Así lo comunicó el viernes por la tarde una junta médica de especialistas que durante la jornada analizó la posibilidad del traslado a un zoológico canadiense con mejores condiciones para su hábitat. 
 
Los expertos aseguraron que Arturo tiene está en buenas condiciones generales de salud y que los cuidados que tiene el osos cumplen en general. Indicaron que un virtual traslado pondrían en riesgo la vida del animal y se comprometieron a tener un relevamiento diario de la temperatura del reciento, entre otras medidas. 
 
El comunicado de Assiniboine Park Conservancy, el organismo que iba a recibir a Arturo emitió un comunicado luego de la reunión con la junta médica. 
 
“En el día de hoy, los representantes del Assiniboine Park Conservancy (APC) participaron a través de Skype en una reunión con funcionarios del zoológico de Mendoza, en Argentina, para revisar el estado de un oso polar en sus instalaciones, de nombre Arturo”, dice el texto. 
 
“La reunión fue una buena oportunidad para continuar el diálogo sobre Arturo. Las discusiones no revelaron ninguna nueva información con respecto a la salud del oso polar, pero los representantes de APC confirmaron su disposición a proporcionar apoyo, donde nuestra experiencia puede ser de valor y reiteraron nuestra oferta de enviar un miembro de nuestro equipo veterinario a Mendoza en un futuro próximo para ayudar a evaluar su entorno existente y, de ser posible, proporcionar recomendaciones para las mejoras”, agrega el comunicado.

Los Andes

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Mendoza: liberaron a un cóndor andino que había sido rescatado en julio

Un cóndor andino fue liberado este viernes en Malargüe, tras ser rescatado en julio ...

Miami: Hallan decenas de caballos muertos

Las autoridades investigan si fueron sacrificados para consumo humano y rituales