miércoles, febrero 1, 2023

Descubrieron un ave en Santa Cruz que vivió con los últimos dinosaurios

Más leídas

Especialistas en paleontología del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) informaron el descubrimiento, en Santa Cruz, de restos de una especie de ave que convivió con los últimos dinosaurios hace 70 millones de años. Este ave habría tenido el tamaño de un gorrión y fue encontrado cerca de El Calafate.

Este último descubrimiento fue bautizado como Yatenavis ieujensis y forma parte de los enantiornites, un grupo de aves que no sobrevivió a la extinción masiva del período Cretácico-Paleógeno, como los dinosaurios. Igualmente, antes de su extinción, este grupo de aves mantiene diferencias con las actuales, por la presencia de dientes y garras agudas. Por la naturaleza frágil de sus huesos, estos restos fósiles no terminan de se representativos de la diversidad que caracterizo al grupo de los enantiornites. Esto es lo que le da tanta importancia al descubrimiento de vertebrados del Cretácico.

“Aunque solo se encontró la mitad distal de un húmero derecho, podemos saber que Yatenavis combina una serie de características que lo hacen único dentro de los enantiornites y que nos permiten asignar los restos encontrados no solo a una nueva especie sino también a un nuevo género”, señaló Gerardo Álvarez Herrera, becario doctoral del Conicet en el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia.

China: descubrieron el ave que sería la más antigua

Según los investigadores, el hueso del húmero presenta marcas de músculos, indicando que esta especia tenía una gran capacidad de vuelo y maniobrabilidad. Esta característica, es uno de los puntos en común con los pájaros modernos que pueblan bosques y selvas. “En este sentido, es importante tener en cuenta que hace 70 millones de años el ambiente patagónico era muy distinto al de la actualidad. La cordillera de los Andes no existía y donde hoy predominan mesetas y desiertos, había bosques y cuerpos de agua que albergaban peces, ranas, tortugas, serpientes y cocodrilos enormes”, explicó Álvarez Herrera.

  Captan a un "unicornio de los bosques" con su cría

Otro rasgo del descubrimiento que aumenta su valor científico, es su ubicación tan austral, siendo de los enantiornites encontrados más al sur. Sobre esta particularidad, Álvarez Herrera señaló que “parte de la importancia del descubrimiento se desprende del hecho de que hasta el momento se dudaba que este grupo de aves primitivas hubiera podido tolerar el clima templado que imperaba en el sur de la Patagonia a fines del Cretácico. El hallazgo del Yatenavis demuestra que algunas de estas aves se encontraban bien adaptadas a soportar temperaturas más bajas que las de los trópicos, en donde existía una gran diversidad de enantiornites”.

De este descubrimiento, participaron también especialistas de la Fundación de Historia Natural “Félix de Azara” y del Museo Nacional de Naturaleza y Ciencia de Tokio (Japón). Estos restos descubiertos, como los otros que se fueron encontrando en la zona, fueron trasladados al Museo Padre Jesús Molina, ubicado en la capital santacruceña, Río Gallegos.

Últimas noticias

El gran defensor del plástico que triunfa con el reciclaje en Chile

Michel Compagnon logró darle un giro a la empresa familiar dos décadas atrás para hacer de materiales en desuso un negocio rentable.

Noticias relacionadas