sábado, junio 25, 2022

El árbol más antiguo del mundo podría estar en Chile, tener más de 5.000 años y estar muriendo

Más leídas

El joven científico medioambiental chileno Jonathan Barichivich ha desarrollado un nuevo método para estimar la edad de los árboles. Ahora, como publica Science, Barichivich ha presentado un árbol que podría ser el ser vivo más antiguo de la tierra: el “Alerce milenario” o “Gran abuelo”, un gigante canoso de más de 4 metros de diámetro que podría tener una sorprendente edad de al menos 5.000 años, más o menos cuando el ser humano inventaba la escritura.

De confirmarse, el alerce (Fitzroya cupressoides), ubicado en el sur de Chile, en el Parque Alerce Costero, le ganaría por mucho al poseedor actual del récord, el “Matusalén”, un pino de bristlecone del este de California que se cree que tiene 4.853 años.

Para llegar a sus conclusiones, Barichivich, que trabaja en el Laboratorio de Ciencias del Clima y del Medio Ambiente de París, utilizó una combinación de modelos informáticos y métodos tradicionales para calcular la edad de los árboles, además de la del “Alerce milenario”, que arrojó la edad estimada de 5.484 años.

Según afirmó Barichivich a Newsweek, el árbol, que se ha convertido en una atracción turística para el parque –y donde la gente suele inadvertidamente pasar por encima de sus raíces–, es muy vulnerable; solo el 28 % del árbol está realmente vivo.

Así, el flujo de turistas que caminan por el suelo cercano, a pesar de una inversión en infraestructura vial en 2012 que mejoró la accesibilidad, está dañando activamente las últimas partes vivas del árbol. “Para mí, este árbol es como un miembro de la familia. Verlo así me rompe el corazón, es como ver a un león en una jaula en un zoológico”, dijo Barichivich a Newsweek.

  Descubren que los mares en latitudes altas producen más especies que en los trópicos

LA MEDICIÓN

Para calcular la edad del “Alerce milenario”, el experto en árboles perforó con mucho cuidado el tronco de cuatro metros de grosor con un taladro especial; un procedimiento especialmente suave, del cual el árbol se recupera rápidamente.

Sin embargo, el inconveniente es que no es posible perforar hasta el centro del tronco. Por tanto, la muestra que extrajo Barichivich solo representa una parte de los anillos típicos de los árboles. Para ello, el científico utilizó un modelo estadístico para “contar” los anillos de los árboles que faltaban.

Un ordenador calculó entonces la edad: 5486 anillos, por lo que el “Gran abuelo” debería tener 5486 años.

Otros dendrocronólogos son escépticos de los hallazgos aún no publicados de Barichivich. No obstante, algunos expertos están abiertos a la posibilidad. “Confío plenamente en el análisis que ha hecho Jonathan”, dijo a Science Harald Bugmann, dendrocronólogo de la ETH Zürich. “Parece un enfoque muy inteligente”, agregó.

PROTEGER EL “ALERCE MILENARIO”

Sea cual sea el resultado, Barichivich espera que sus métodos sirvan para que en el futuro la investigación sobre los árboles no perjudique a un árbol vulnerable como el “Alerce milenario”. Además, espera que la posibilidad de que árbol pueda ser el poseedor del récord impulse al Gobierno de Chile a protegerlo mejor.

“El objetivo es proteger el árbol, no hacer titulares ni batir récords”, dijo Barichivich a Newsweek. “No se trata de hacer un gran agujero en el árbol solo para saber que es el más antiguo. El reto científico es estimar la edad sin ser demasiado invasivo para el árbol”. añadió.

  Río Negro: Islote Lobos a un paso de ser Parque Nacional

En lo que sí coinciden los científicos es que, al parecer, algunas especies de árboles han desarrollado adaptaciones que les hacen vivir mucho más tiempo que otras especies, por razones que aún no comprenden del todo. “Algunas especies hacen cosas que creemos que deberían ser imposibles”, afirmó Bugmann. “Todavía hay misterios en el bosque”, concluyó.

- Publicidad -
Últimas noticias

La crisis climática está modificando para siempre la migración de las mariposas monarca

La crisis climática está modificando la migración de las mariposas monarca, y amenaza la persistencia de su población en Norteamérica.

Noticias relacionadas