El canto de las ballenas podría indicar un resurgimiento en el Antártico

Más leídas

Un estudio liderado por científicos australianos sugiere que la población de ballenas azules del océano Antártico se está recuperando. Este animal solía transitar el mar más austral del mundo, pero la caza ballenera redujo los ejemplares. Sin embargo, los investigadores han registrado ahora un aumento de los cantos de ballena en la zona, lo que indica que el número es estable o está aumentando.

El animal más grande que jamás ha habitado el planeta parece estar recuperando sus rutas habituales. El estudio ha analizado casi 3.900 horas de sonidos emitidos por las ballenas, recogidos por micrófonos submarinos, y concluye que, o bien los ejemplares están aumentando, o bien la capacidad para encontrar ballenas ha crecido, según Brian Miller, científico investigador principal de la División Antártica Australiana. “Ambas cosas son buenas noticias”, asegura.

En concreto, los investigadores han pasado más de ocho meses en el mar, en siete viajes que han comprendido casi 150.000 kilómetros alrededor de la Antártida, analizando los sonidos recogidos por ‘sonoboyas’ flotantes que han servido como ‘puntos de escucha’ que detectaron los sonidos de las ballenas azules antárticas. Este sistema permite, incluso, localizar al animal: “Podemos escucharlos de manera confiable, navegar hacia ellos y verlos visualmente, luego fotografiarlos y seguirlos, e incluso tomar pequeñas biopsias de su piel y grasa para estudiarlos más a fondo”.

De esta forma, los cantos de ballena se han escuchado con más frecuencia entre 2006 y 2021. Durante años, la caza redujo la población de ballenas azules antárticas —una subdivisión de la especie— a 2.000 ejemplares, según las estimaciones publicadas en 1998. Aunque no se puede afirmar que el número haya aumentado, el estudio asegura que el canto de ballena fue “predominantemente mayor” en las regiones antárticas donde las comparaciones con investigaciones anteriores eran viables.

“Este es el primer indicio de lo que está sucediendo con las ballenas azules antárticas… en unos buenos 20 años […] Todo el trabajo anterior se basó en la década de 1950, cuando los estábamos matando”, señala el profesor Robert Harcourt, ecólogo marino de la Universidad Macquarie. De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la ballena azul sigue en peligro de extinción, pero su población está aumentando, con un número de ejemplares de entre 5.000 y 15.000.

“Si piensas en que casi los aniquilamos y en la extinción, entonces se vuelve más conmovedor pensar en ellas diciendo: ‘Todavía estoy aquí, aquí estoy’”, concluye Miller.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Últimas noticias

Hongos, el tesoro oculto de la Patagonia: superalimento, cultivo simple y rol clave para la humanidad

Explora la diversidad y economía de los hongos comestibles en el Congreso Internacional de Hongos Micorrízicos en Esquel.