sábado, octubre 1, 2022

5 empresas con acciones claves para lograr la descarbonización en 2050

Más leídas

Junto con el crecimiento de proyectos como Sistema B, la sustentabilidad se ha convertido en un factor de competencia entre empresas del sector privado. Es por eso que innumerables empresas han presentado planes de descarbonización para 2050 junto con acciones de mitigación y adaptación para combatir el cambio climático en las próximas décadas.

En este artículo te contamos acerca de los planes de acción climática de 5 empresas que seguramente conozcas y consumas en tu día a día.

British Airways

British Airways es uno de los principales inversores en combustible de aviación sostenible (SAF), siendo la primera aerolínea del mundo en utilizar SAF producido a escala comercial en el Reino Unido. La compañía tiene previsto invertir 400 millones de dólares en el desarrollo de este producto innovador en la industria de la aviación.

El SAF es un tipo de combustible similar al combustible convencional utilizado en aviones, con la diferencia que se elabora a partir de residuos provenientes de distintas industrias. Esto hace que su implementación resulte en una disminución significativa (casi de un 80%) en las emisiones asociadas a la industria de la aviación. Algunos de los residuos utilizados para su elaboración incluyen aceite de cocina, residuos de actividades de agricultura y ganadería y residuos textiles.

Otras de las principales acciones que está tomando British Airways para llegar a ser una empresa neutra en carbono en 2050 incluyen:

● Gestionar los residuos domésticos y comerciales de sus vuelos y convertirlos en SAF
● Alimentar el 10% de todos los vuelos con SAF para 2030
● Apoyar el desarrollo del hidrógeno verde como fuente de combustible alternativa
● Eliminar los plásticos de un solo uso en los vuelos cuando sea posible utilizar otras opciones

  La nueva arena global en la acción climática

Amazon

En 2020, Amazon se convirtió en el mayor comprador corporativo de energía renovable, y logró un 65% de uso de energía renovable en todas sus operaciones. Esto representó un aumento del 42% desde 2019.

A su vez, Amazon afirma en su reporte de sustentabilidad 2021 que, a pesar del crecimiento masivo de su negocio durante la pandemia de 2020, su intensidad de carbono disminuyó un 16%, pasando de 122,8 gramos de CO2eq por dólar de GMS en 2019 a 102,7 gramos de CO2eq por dólar de GMS en 2020. Esta métrica cuantifica las emisiones totales de carbono (CO2eq) por cada dólar de ventas brutas de mercancías (GMS).

Por otro lado, científicos de sostenibilidad de Amazon descubrieron que las compras online generan una reducción consistente de emisiones de carbono en comparación con las generadas cuando los consumidores van en coche a las tiendas. Sus resultados indican que las compras que se realizan online generan un 43% menos de emisiones de carbono por producto en comparación con las compras realizadas de forma presencial en las tiendas.

Esto significa que, aunque Amazon todavía está trabajando en reducir y eliminar por completo sus emisiones globales, su modelo de negocio ya está abordando el cambio climático al generar menos emisiones de carbono que el modelo de compras convencionales.

Tesla Motors

El fabricante de coches eléctricos se ha comprometido a reducir sus emisiones de carbono aumentando el uso de energías renovables. Para ello, Tesla ha construido varios parques solares y de energía eólica. La empresa ha instalado casi 4 gigavatios de sistemas solares y un total de 25 teravatios-hora de electricidad sin emisiones.

  Microsoft apuesta por la sostenibilidad

Según su informe de impacto de 2021, los paneles solares de Tesla han generado más electricidad que la consumida para alimentar todos sus vehículos y fábricas entre 2012 y 2021.

Sin embargo, al igual que en el caso de Amazon, Tesla también tiene un modelo de negocio que ya está reduciendo drásticamente las emisiones globales al fomentar el uso de vehículos eléctricos y energías renovables. Es por esto que podemos confirmar que esta empresa forma parte del cambio de paradigma que el mundo necesita para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad en 2050.

Microsoft

El gigante tecnológico se ha fijado uno de los mayores objetivos entre todas las empresas del mundo. Ha declarado que todas sus operaciones serán negativas en carbono para 2030. Pero lo más importante es que eliminarán del medio ambiente todo el CO2 que Microsoft ha emitido desde su fundación en 1975.

Para ello, Microsoft se comprometió a reducir sus emisiones de carbono directas e indirectas en un 50% para 2030. Uno de los planes de acción propuestos es la ampliación de su tasa interna de carbono, vigente desde 2012. Esto supondrá un cargo adicional no sólo en sus emisiones directas, sino en toda la cadena de valor, incluyendo proveedores, consumidores e instalaciones de disposición final de sus productos.

En cuanto a sus proveedores, pondrán en marcha un fondo de innovación climática de 1.000 millones de dólares para acelerar el desarrollo global de tecnologías de reducción, captura y eliminación de carbono. Todos los logros y resultados de este plan de reducción del carbono se publicarán en un nuevo informe anual de sostenibilidad medioambiental.

Microsoft también lanzará nuevas iniciativas de compensación de carbono basadas en la naturaleza, como reforestación, captura de carbono en el suelo, y producción de bioenergía con captura de carbono.

  Nueva York tendrá el edificio más sostenible del mundo

Nestlé

La empresa suiza de alimentación y bebidas se ha fijado el objetivo de reducir sus emisiones de CO2 en un 50% para 2030. Para lograrlo, Nestlé se ha comprometido a que, para entonces, el 50% de todos sus ingredientes procederán de proyectos de agricultura regenerativa. Sus objetivos, enumerados en su último reporte de impacto ambiental, incluyen:

● Alimentar todos los centros de Nestlé con electricidad 100% renovable para 2025
● Utilizar envases 100% reciclables o reutilizables para 2025
● Reducir el 33% del plástico virgen en sus envases para 2025
● Plantar 20 millones de árboles al año

Para reducir la huella de carbono de sus productos en la etapa de ciclo de vida correspondiente al packaging y uso, Nestlé ha tomado las siguientes acciones:

– Redujo la cantidad de materiales que componen el packaging de sus productos
– Desarrolló una tecnología de ahorro de agua para sus máquinas de café
– Ha invertido en tecnologías de reducción de emisiones de carbono para los sistemas de refrigeración

Biografía del autor:

Belén Silva es Ingeniera Química de la Universidad de Buenos Aires. Actualmente trabaja como escritora freelance especializada en temáticas técnicas ambientales, consultora de medio ambiente y asesora de marketing digital para emprendimientos sustentables. Pueden contactarla en su blog personal, llamado Idonella, donde escribe y comunica acerca de los problemas, soluciones y noticias que atraviesan a nuestro planeta y por ende a todos nosotros.
También la pueden encontrar en sus redes sociales: Instagram, Tik Tok, Youtube.

Últimas noticias

VIDEO | Un águila mora vuelve a su hábitat después de casi 3 meses de rehabilitación en un centro de rescate

El animal había sido encontrado en un terreno baldío de San Clemente a principios de julio con una lesión en una de sus alas

Noticias relacionadas