Corrientes: llegan más especies al Gran Parque Iberá

ibera

Los animales enviados recientemente por Itaipú Binacional, tres tapires y diez curassows de pico negro, acaban de ser liberados en Gran Parque Iberá, ubicado en la provincia de Corrientes. La acción marca una nueva fase en las acciones de conservación ambiental de Itaipú.

El trabajo de conservación de la biodiversidad en Itaipú Binacional está generando resultados positivos en áreas más allá del entorno de la planta.

Los animales enviados recientemente por la compañía, tres tapires (Tapirus terrestris) y diez curassows de pecho negro (Crax fasciolata), acaban de ser liberados en el Gran Parque Iberá.

El biólogo Marcos José de Oliveira, de la División de Áreas Protegidas (MARP.CD), explicó que las aves fueron llevadas allí en septiembre del año pasado y permanecieron cuatro meses en un gran vivero en medio del bosque, en cuarentena y período de adaptación. . La liberación de curassows ocurrió el 28 de enero y fue acompañada por un equipo de National Geographic.

La especie se extinguió en la región hace unos 40 años. “Los animales ahora serán monitoreados con rastreadores de VHF, equipos que emiten una señal de radio y que se fijaron en la espalda de las aves, como si fuera una mochila pequeña”, explicó Marcos.

Gran Parque Iberá está ubicado en la región conocida como Esteros de Iberá, en la provincia de Corrientes. Es una mezcla de pantanos, lagos, marismas y cursos de agua que forman el segundo humedal más grande del mundo, justo detrás del Pantanal.

Esta acción binacional de repoblación de fauna marca una nueva fase en las acciones de conservación ambiental de Itaipú, como lo explicó el superintendente ambiental, Ariel Scheffer da Silva. El Plan Maestro del Área del Embalse, aprobado en 1985, prevé iniciativas para la formación de corredores ecológicos y la conservación de la fauna en la cuenca del río Paraná, y ahora la compañía está contribuyendo efectivamente a la reintroducción de animales salvajes en áreas protegidas.

A partir de la década de 1980, Itaipú adquirió experiencia y desarrolló programas de referencia mundial, como la reproducción de arpías, además de trabajar con otras especies raras, como el tapir (Tapirus terrestris), el jaguar (Panthera onca) y el ciervo bororo (Mazana nana).

«Ahora estamos entrando en una nueva fase, la liberación de animales en la naturaleza», dijo Ariel. “No es suficiente solo plantar árboles. Es importante que los bosques sean funcionales, que tengan animales depredadores, polinizadores, dispersores de semillas, en resumen, debe haber un equilibrio ecológico ”.

La reintroducción de estos animales en Iberá es el resultado de una asociación entre Itaipú, la Fundación Rewilding Argentina, el gobierno de Corrientes (a través del Centro de Conservación de Aguará), el Departamento de Parques y Reservas y el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de Argentina. Itaipú tiene la intención de mantener esta asociación para beneficiar a otras especies amenazadas o raras en nuestro ecosistema.

Tags: