El Calafate: Se realizó la primera edición del Festival de Cine del Agua

El evento de cierre en El Calafate contó con la presencia de autoridades municipales, la sub gerenta de Desarrollo Federal del INCAA, Cecilia Diez, realizadoras y realizadores, miembros de las diferentes cámaras empresarias locales y la participación especial de la madrina del evento, Graciela Borges. La jornada de cierre tuvo lugar en los salones del Hotel Kosten Aike, sede de las proyecciones y actividades especiales.

La muestra continuó durante los días lunes y martes en la ciudad de El Chaltén, donde la sede fue el Hotel Chaltén Suites.

Jornada de apertura

Durante la ceremonia de inauguración del Festival, llevada a cabo el viernes 17 de septiembre, presentaron el Festival sus mentoras y directoras, Alejandrina Morelli y Roxana Ukmar. Ambas han desarrollado eventos similares en otras ciudades latinoamericanas como Punta del Este, y en su larga experiencia conciben la relación entre cultura y turismo como un encuentro y un puente entre actividades diversas. Así no solo se fomenta la actividad económica, sino se ayuda a que las identidades de cada comunidad sean un valor a comunicar y compartir con los viajeros.

En este sentido el diputado provincial Jorge Arabel afirmó que “es un orgullo como hijos de este pueblo que hayan elegido El Calafate para este festival. Esta comunidad tiene un compromiso muy fuerte con el medio ambiente y con el agua. Ojalá todos podamos ir tomando conciencia de lo que significa el agua en el planeta y que la preservemos”. Además contó que la ciudad tendrá una sala de cine el año próximo. “Así como ustedes tienen el desafío de poder realizar una nueva edición el próximo año”, les dijo a Morelli y Ukmar, “seguramente los va a recibir un cine modelo que vamos a inaugurar aquí en El Calafate, a partir de la decisión del intendente. Lo haremos con recursos propios y con la última tecnología disponible. El año que viene el festival tendrá el ámbito adecuado que se merece”.

Por su parte el secretario de turismo Alexis Simunovic sostuvo que “es muy importante tener un festival como este, porque la pandemia hizo que el turismo mundial se detuviera, y para El Calafate más de la mitad de los viajeros son extranjeros. A través del eje de la cultura podemos conjugar el cine y otras disciplinas con el turismo, porque van de la mano. Ojalá que tengamos muchos festivales más, este es apenas el primero de los que estoy seguro que vendrán”

Por estos días El Calafate está viendo renacer la actividad turística. Si bien aún no llegan los pasajeros que demanda la oferta disponible en esta ciudad, única por su cercanía con el glaciar Perito Moreno, la expectativa de una recuperación es fundamental para la comunidad. Carlos Alegría, concejal de El Calafate, explicó que el Festival sirve también para mostrar que es posible viajar con cuidados y protocolos. “Este evento, que es el primero, es un también el recomienzo”, afirmó. “En este momento en el que comenzamos nuevamente a recibir turismo, este tipo de propuestas nos permite invitar a todos a que se animen a volver a viajar, todo Calafate está esperando que vuelvan a visitarnos”.

Luego de realizada la apertura formal del evento, se proyectó la película Punto de no retorno de Nicolás Capelli y Diego Corsini, bajo idea y participación del actual viceministro de Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky.

Homenaje a Graciela Borges a 20 años del estreno de La ciénaga

La segunda jornada del Festival, el sábado 18, comenzó con la presentación de trabajos realizados por el grupo interdisciplinario vinculado a la agricultura familiar del INTA, que estuvo a cargo de la periodista y docente Cora Gornitzky. Detalló los diversos modos que se trabajan con diferentes comunidades para optimizar la gestión del agua no solo para riego, sino también para su utilización en la vida cotidiana de las familias. En alguno de los trabajos se hace evidente como esta tarea llevada a cabo por profesionales y las comunidades produce beneficios como, entre otros, la disminución del trabajo infantil.

Luego se presentaron el largometraje La botera, de Sabrina Blanco y el corto Las sombras, de Paulo Pécora. Ambos estuvieron presentes para presentar sus obras y dialogar con el público presente. Blanco contó que la película fue rodada íntegramente en la Isla Maciel y que los protagonistas en los roles principales son actores naturales. Por su parte Pécora, cuyo corto se sitúa en el Delta del Paraná, explicó que se trata de una versión libre de una adaptación del maestro Breccia de una novela gótica y que se filmó en 16 mm para darle una estética similar a las películas mudas del comienzo del siglo XX.

A continuación de las proyecciones se llevó a cabo la apertura, dentro de los salones del Hotel Kosten Aike, del espacio de arte Somos Agua, que incluye poemas, textos, fotografías y pinturas seleccionadas por la artista plástica Eleonora González Videla.

La jornada concluyó con un homenaje a la actriz Graciela Borges con motivo de los 20 años del estreno de La Ciénaga de Lucrecia Martel, una obra clave tanto por su trascendencia en la cinematografía nacional como por marcar la aparición de la cineasta argentina más importante en lo que va del siglo XXI. Luego de una presentación sobre su trayectoria, la actriz agradeció a las organizadoras por la invitación y la calidez de la recepción en El Calafate y propuso al público presente pensar la idea del éxito, a propósito de su carrera. Dijo “yo tuve un gran fracaso con la película El dependiente, considerada una de las 20 películas más importantes en la historia. Cuando la estrenamos no fue nadie al cine y la levantaron de cartel después de la primera semana. Nos habían dicho, si el público no va no vamos a tener como pagar. Así que no cobramos un peso”. La idea que dejó fue pensar qué es el éxito y qué el fracaso. Finalizó su charla, muy cercana y afectuosa con los participantes, con un saludo reivindicando el amor como motor de la vida.

Al finalizar el homenaje se proyectó La Ciénaga, protagonizada por la gran actriz y su hijo Juan Cruz Bordeu, quien también estuvo presente durante todo el Festival. La proyección se realizó con una copia de alta calidad facilitada por la productora del film, lo que permitió apreciar completamente tanto la paleta de colores como el trabajo sonoro desarrollado por Martel para esta notable ópera prima.

Jornada de cierre y premiación

El domingo fue el tercer y último día de proyecciones. Comenzó con la presentación del equipo de ciclo Elemento Vital. El agua en el siglo XXI, único programa de televisión en América Latina especializado en el recurso hídrico. Presentaron el ciclo y la película, que fue parte de la competencia oficial Nicolás Fogolini y Ulises Rodríguez. Luego de la presentación Rodríguez explicó la idea del agua vinculada al arte y la preservación que se relata en su producción Y mañana serán bombos, proyectada a continuación. Además se anunció que en la Programación oficial Fuera de Competencia que se encuentra en la plataforma Octubre Tv se presentarán las producciones Daira, la sabiduría del agua de Nicolás Fogolini, El agua del bebedero de Néstor Colombo y El cántaro de José Luis Rosas.

Luego fue el turno del programa pensado para toda la familia, compuesto por 3 películas de animación: los cortometrajes Anahí de Aranza Sonderegger (Argentina), Maji de Cesar Diaz Melendez (España) y el largometraje Misión H2O de Álvaro Cáceres (Venezuela, Cuba).

A las 20 comenzó la ceremonia de clausura y premiación. Además de las directoras del Festival de Cine del Agua, Morelli y Ukmar, participaron la subgerenta de Desarrollo Federal del INCAA, Cecilia Diez y el secretario de cultura de El Calafate, el músico Franco Behrens.

Diez señaló la importancia de los festivales para que el cine llegue de manera federal a todos los puntos del país y comprometió su apoyo no solo al Festival de Cine del Agua, sino también a la ciudad para la nueva sala que está construyendo. Además, y a pedido de la artista Eleonora González Videla, presente en el salón del Hotel Kosten Aike, aseguró que desde el INCAA se trabaja en la concreción de un proyecto que permita que todas las películas argentinas tengan al menos una copia con subtítulos para hipoacúsicos.

El premio no oficial, otorgado a Argentores al mejor guion de película argentina, fue para Nicolás Capelli, Álvaro Aróstegui Y Sergio Federovisky por el documental Punto de no retorno.

El jurado de la competencia oficial entregó dos menciones especiales. Fueron merecedoras de las mismas los largometrajes argentinos La botera de Sabrina Blanco y Marea y viento de Ulises de la Orden. Además otorgó al cortometraje español Maji, de César Díaz Melendez el Premio Especial del Jurado.

El premio principal de la competencia oficial del Festival de Cine del Agua fue para La edad del agua de Orlando Senna (Brasil), por mostrar “caso de la Amazonia con un discurso cinematográfico contundente, sensible y enriquecido por los recursos puestos en juego para retratar y dar voz a todos los actores involucrados. La complejidad de la trama social, cultural y política alrededor de las reservas hídricas se refleja en la multiplicidad de voces y perspectivas, articuladas con precisión”.

El realizador brasileño envió unas palabras para saludar y al público y agradecer el premio obtenido. “Queridas amigas, queridos amigos que son activistas en la preservación del agua potable en el mundo, en acciones que abordan el mayor problema de la Historia de la Humanidad.

Si un recurso natural como el agua potable va desapareciendo paulatinamente, nos enfrentamos a la amenaza de extinción de la especie humana.

No hay vida humana sin agua potable y la situación, sin duda, se encamina hacia conflictos gigantescos, los más grandes que se hayan producido en la Tierra. Nuestro planeta, tal como lo conocemos, dejará de existir.

Evitar esta gran tragedia es una misión y un compromiso de los seres humanos, de cada uno de nosotros. Estoy muy agradecido y emocionado de recibir este premio en el Primer Festival Internacional de Cine del Agua. Viva la Vida”.

Palmarés completo

· Premio no oficial al mejor guion de película argentina otorgado por Argentores, la Sociedad General de Autores de la Argentina: Nicolás Capelli, Álvaro Aróstegui Y Sergio Federovisky por el documental Punto de no retorno.

· Mención del Jurado: La botera de Sabrina Blanco

· Mención del Jurado: Marea y Viento de Ulises de la Orden

· Premio Especial del Jurado: Maji de César Díaz Melendez

· Mejor película de la Competencia Oficial: La edad del agua de Orlando Senna

Tags:

Esto tambien te puede interesar