En Paraná, los vecinos abrazan más de 100 árboles para impedir que los talen

Vecinos de Paraná, en la provincia argentina de Entre Ríos, hacen guardia permanente para evitar que talen más de 100 árboles añosos ubicados a lo largo de 550 metros del Boulevard Racedo. La Municipalidad quiere ensanchar la calle para acelerar el tránsito y promete que la arbolada será trasplantada, pero los vecinos desconfían y aseguran que el daño sería irreversible.

“Es innecesario y ellos se justifican diciendo que es una obra que está pendiente desde 1956 y que descongestionaría el tránsito”, contó Daniela Verzeñassi, integrante del Foro Ecologista de Paraná. Pero el boulevard es “un espacio de paseo”, añadió.

Según cuentan los vecinos, el proyecto de remodelación del boulevard presentado por la municipalidad no hace referencia a la tala de los árboles. Tampoco se presentó una evaluación de impacto ambiental, y se categorizó a la obra como de “muy bajo impacto ambiental”, lo que también significa que no hay lugar para una audiencia pública de la que pueda participar la ciudadanía.

La semana pasada, un grupo de vecinos autoconvocados, frentistas e integrantes de la agrupación Foro Ecologista de Paraná se reunieron y abrazaron los árboles al ver que los comenzaban a talar. Por esa acción, denunciaron que fueron golpeados por una patota de la UOCRA por “no dejarlos trabajar”. La policía llegó y detuvo a dos vecinos, pero fueron liberados al poco tiempo. Ese día, talaron tres árboles.

Sobre el boulevard hay 80 fresnos y ejemplares de: ibirá pita, lapacho amarillo, acer negundo, palmeras, chivatos amarillos, espinillo, aguaribay, sauce negro, ficus, thuja, thevetia, tipa blanca, espumilla o crespón, guarán amarillo, laurel de jardín, plátano de sombra, palo borracho, jacarandá, ligustro y euphorbia ornamental.

Tags:

Esto tambien te puede interesar