Instalarán nueva planta de biodiesel a base de algas en Colombia

 

Jorge Kaloustián, representante de la multinacional argentina Oil Fox, confirmó que la compañía viene adelantando una serie de estudios para lo que será la llegada de dicha empresa a Colombia, planta que podría ser instalada en el Huila o Cartagena.
 
Sin embargo el empresario argentino, destacó que el Huila tiene grandes opciones de convertirse en el epicentro del importante proyecto, el cual se desarrollaría con el apoyo de dos universidades locales (Universidad Cooperativa y Corhuila), junto con el apoyo de Empresas Públicas de Neiva.
 
“Nosotros venimos haciendo biodiesel en Argentina desde 1997, en 1999 iniciamos con un proyecto prueba con 1.000 hectáreas de higuerilla silvestre para producir biocombustible, cultivo que no compite con la producción de alimentos y que se planta en lugares áridos”.
 
“Paralelamente en el año 2000 iniciamos con el cultivo de algas en invernaderos que igualmente utilizamos para el biodiesel y para producir lo que muchos llaman el ‘alimento del futuro’ que es la espirulina, proyecto que estamos analizando para desarrollar en Colombia”, confirmó el Presidente de la multinacional argentina
 
En la actualidad existe Oil Fox Chile, Paraguay, Uruguay, Estados Unidos y en este momento estamos estudiando la posibilidad de crear Oil Fox Colombia, planta que instalaríamos en Cartagena o en el Huila”.
 
 
El proyecto
 
Jorge Kaloustián comentó que el proyecto consistiría en instalar una planta para producir 500 millones de litros de biodiesel en un año a base de higuerilla y algas, inversión que superaría los 150 millones de dólares y que generaría aproximadamente 1.000 puestos de trabajo, sumando el proceso de recolección manual de la higuerilla.
 
Para el caso del proyecto en Colombia, este se desarrollaría en alianza con la firma colombiana Lobby Internacional, quienes inicialmente estarían dentro del grupo de accionistas de Oil Fox Colombia.
 
“En la primera etapa la idea es generar energía renovable, biocombustibles a partir de elementos que no compitan con los alimentos. Estamos con el cultivo de las algas que se realiza a través de la captura de dióxido de carbono y de desechos animales humanos, razón por la cual estuvimos en el relleno sanitario Los Ángeles para conocer el proceso que se adelanta”, comentó
 
Tomamos varias muestras en las piletas y encontramos la particularidad de que en las piletas hay un nutriente que permite que crezca un solo tipo de alga, por lo tanto es un medio vivo y sano y que nos sería útil. Por eso estamos viendo cómo aprovechar el agua y la basura para hacer una gestión anaeróbica y generar biogás para producir energía eléctrica que alimente la planta de biodiesel que instalaría y no utilizar energía fósil”, comentó Jorge Kaloustián.
 
“Si tomamos la decisión de que el proyecto se desarrolle en el Huila, las inversiones arrancarían en diciembre y en un principio nos centraríamos en comprar tierras para instalar el cultivo de higuerilla”.
 
“Por otro lado tendríamos que construir los invernaderos para el cultivo de algas, construir una aceitera para la extracción por prensa del aceite de higuerilla que se transforma en biodiesel, lo mismo que la aceitera para extraer el aceite y la cosechadora para las algas”.
 
“Luego de la extracción del aceite, tanto de las algas como de la higuerilla, hay que montar una planta de biocombustible. Esta planta de biodiesel en dimensiones aproximadamente tiene dos hectáreas y en total para todo el proyecto se necesitarían unas 50 hectáreas para los invernaderos y unas 2.000 hectáreas para la higuerilla”, explicó Jorge Kaloustián.
 
 
Las algas como fuente de energía
 
Según Jorge Kaloustian, el aceite extraído de las algas es considerado un sustituto atractivo de otros aceites vegetales, porque no requiere del uso de tierra que podría utilizarse para otros cultivos y puede absorber el dióxido de carbono producido por las plantas energéticas y las fábricas. El proceso de extracción de aceite también produce pasta rica en proteínas, que es de uso comestible.
 
Las algas se producen en invernaderos y se cosechan cada 22 horas. Las algas que se cultivan en tanques dentro de invernaderos producen un aceite verde durante el proceso de fotosíntesis. Crecen rápidamente y pueden duplicar su peso varias veces en un día.
 
“No competimos con la cadena de abastecimiento de alimentos sino que generamos alimentos, a bajo costo y colaborando con el medioambiente, porque las algas son de crecimiento rápido y capturan el dióxido de carbono”, dijo Kaloustián
 
En la actualidad existe Oil Fox Chile, Paraguay, Uruguay,  Estados Unidos y próximamente se creará Oil Fox Colombia.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Nissan fabricará 15 nuevos híbridos hasta 2016

Dentro del Nissan Green Program 2016 se contempla la reducción de las emisiones de ...

Neuquén: Golpe a la caza furtiva en Junín de los Andes

Una serie de allanamientos realizados en Junín de los Andes desbarató un coto clandestino ...