UNEP y la UICN lanzan fondo global para la adaptación basada en ecosistemas

calentamiento global

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) lanzaron conjuntamente el Fondo Mundial para la Adaptación basada en Ecosistemas [2020-2024], cuyo objetivo es apoyar financieramente, de forma rápida y precisa, soluciones innovadoras de adaptación climática con base en la naturaleza.

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 25) celebrada recientemente en Madrid, el Ministerio Federal de Medio Ambiente de Alemania anunció que proporcionaría 20 millones de euros para el nuevo programa, titulado oficialmente “Apoyo para la implementación y la ampliación de la adaptación basada en ecosistemas”.

La adaptación basada en ecosistemas, conocida como EbA, se refiere al conjunto de enfoques que involucran la gestión de la naturaleza para reducir la vulnerabilidad de las comunidades humanas al cambio climático.

La restauración de manglares y arrecifes de coral, por ejemplo, protege las áreas costeras del aumento del nivel del mar, mientras que plantar y restaurar la vegetación en laderas y montañas evita la erosión y los deslizamientos de tierra en caso de lluvias extremas.

Las medidas EbA han ganado interés científico y político en los últimos años debido a sus múltiples beneficios para las personas y el planeta.

A través de su Iniciativa Internacional del Clima (IKI), el Ministerio Federal de Medio Ambiente de Alemania ha aumentado en alrededor de 60 millones de euros sus compromisos financieros para apoyar la adaptación basada en ecosistemas, dentro de los cuales se incluye el nuevo programa de UNEP y la UICN.

“La naturaleza a menudo proporciona las mejores soluciones para la acción climática y la adaptación”, dijo la ministra federal de Medio Ambiente de Alemania, Svenja Schulze.

“Además de sus beneficios ambientales, estos proyectos a menudo traen beneficios sociales: ayudan a los habitantes de países vulnerables a adaptarse al cambio climático. Por lo general, estos ciudadanos dependen directamente de la naturaleza”, añadió Schulze.

La nueva iniciativa de UNEP y la UICN aprovechará y apoyará el creciente impulso detrás de las soluciones basadas en la naturaleza, junto con movimientos importantes como la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas.

El fondo se centrará específicamente en trabajar con las ONG locales e internacionales que tengan experiencia relevante en EbA y con los gobiernos, con los cuales abordará brechas específicas de conocimiento y comprensión técnica.

“Con esta nueva iniciativa, estamos utilizando el poder de los ecosistemas para ayudar a las sociedades a adaptarse al cambio climático. La adaptación basada en ecosistemas está siendo implementada por más y más gobiernos y organizaciones en todo el mundo”, agregó Andersen.

“Este trabajo demuestra que no solo somos nosotros los que protegemos la naturaleza, sino también la naturaleza la que nos protege. Agradecemos al Ministerio Federal de Medio Ambiente de Alemania su apoyo a tan importante iniciativa”, añadió.

Las soluciones basadas en la naturaleza fueron un pilar de la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU, en septiembre de 2019, donde la Comisión Mundial para la Adaptación (GCA) lanzó ocho rutas de acción y un informe histórico que abogó por el aumento de las medidas basadas en la naturaleza y en los ecosistemas para la adaptación climática. Los resultados del Fondo Mundial EbA contribuirán a abordar las barreras identificadas por la GCA.

Tags:

Esto tambien te puede interesar