El lento despegue de la energía eólica y solar en Argentina

El subte de Santiago de Chile, en poco menos de dos años, será impulsado en un 60% por la energía del sol y del viento. Será el primero del mundo. Se abastecerán de una planta fotovoltaica y otra eólica ubicadas del desierto de Atacama. Con el consumo de energía renovable, Chile dejará de emitir en la atmósfera 130.000 toneladas de dióxido de carbono.
 
Hace algunos años, Uruguay importaba energía eléctrica de Argentina y Brasil. El Gobierno comenzó a fomentar el desarrollo de fuentes renovables. La semana pasada se anunció que Uruguay venderá electricidad a la Argentina producida por el viento. Desde 2015, las energías renovables, incluyendo la hidroeléctrica, cubren el 95% de la demanda eléctrica de Uruguay.
 
En Argentina, aún con la frecuencia y potencia del viento del corredor patagónico y la capacidad de generación solar en el norte, el uso de fuentes renovables apenas supera el 1% de la producción de energía eléctrica.
 
En este sector, en la década del ‘90, Argentina se proyectaba a la par de los países europeos. Después de 25 años, es uno de lo más atrasados de Latinoamérica.
 
El país acumula historias de parques eólicos proyectados y nunca instalados, campos de energía solar frustrados por falta de financiación e incentivos oficiales.
 
No hubo políticas de Estado para crear un mercado con inversiones significativas, financiamientos ‘blandos’, o beneficios para la importación de productos solares. Tampoco se promovió un cambio de paradigma productivo para que las empresas utilicen fuentes renovables.
 
El Gobierno tiene esperanzas en el éxito del Plan RenovAR que abrió la licitación para la provisión de energía renovable. Aspiran a la generación de 1.000 Mw, con una inversión estimada en 1.500 millones de dólares, distribuidos en energía eólica (600 Mw); solar (300 Mw), biomasa (65 Mw); hidroeléctricos (20 Mw) y biogas (15Mw).
 
La convocatoria es la primera después de dos lanzamientos fallidos: el del programa GENREN, que en el 2009 licitó casi 900Mw pero que sólo pudo concretar un 15% por falta de financiamiento -se crearon dos parques eólicos de Chubut y otros parques solares en San Juan-, y por la suspensión de la Resolución 108/11, que habría permitido emprendimientos renovables, que naufragaron por decisión de este gobierno.
 
FUENTE: Clarín

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Australia ya opera el primer tren solar del mundo

La mayor parte de la carga será aportada por la central solar fotovoltaica de ...

Colombia implementará energías renovables con apoyo del BID

Al finalizar el programa en 2020, se apunta a reducir las emisiones de gases ...

parque eolico neuquen

Neuquén: El Parque Eólico comienza a funcionar a pleno

La construcción avanzó tal como se había proyectado y está previsto que, a partir ...