Paneles solares extraen agua del aire y producen electricidad

Científicos de Arabia Saudí están cultivando espinacas en el desierto extrayendo agua del aire y produciendo electricidad de manera sostenible y con una inversión de dinero muy baja. La clave: un hidrogel único que ha permitido crear un sistema impulsado por paneles solares.

El diseño de prueba de concepto, descrito en la revista ‘Cell Reports Physical Science’, ofrece una estrategia ecológica y de bajo coste para mejorar la seguridad alimentaria y del agua de las personas que viven en regiones de clima seco.

Una solución para cultivar en desiertos e islas remotas

“Una fracción de la población mundial aún no tiene acceso a agua limpia o a energía verde, y muchos de ellos viven en zonas rurales con clima árido o semiárido”, recuerda el autor principal Peng Wang, profesor de ciencia e ingeniería ambiental en la Universidad Rey Abdullah de Ciencia y Tecnología (KAUST).

“Nuestro diseño fabrica agua a partir del aire utilizando energía limpia que se habría desperdiciado y es adecuado para granjas descentralizadas a pequeña escala en lugares remotos como desiertos e islas oceánicas”, añade.

El hidrogel puede absorber el vapor de agua

El sistema, denominado WEC2P, está compuesto por un panel solar fotovoltaico colocado sobre una capa de hidrogel, que se monta sobre una gran caja metálica para condensar y recoger el agua. Wang y su equipo desarrollaron el hidrogel en sus investigaciones anteriores, y el material puede absorber eficazmente el vapor de agua del aire ambiente y liberar el contenido de agua cuando se calienta.

Los hidrogeles tienen una asombrosa capacidad para hincharse y absorber agua. En la vida diaria, se usan en vendajes, pañales y demás para bloquear la humedad.

Los investigadores utilizaron el calor residual de los paneles solares al generar electricidad para expulsar el agua absorbida del hidrogel. La caja metálica de abajo recoge el vapor y condensa el gas en agua. Además, el hidrogel aumenta la eficiencia de los paneles solares fotovoltaicos hasta en un 9% al absorber el calor y reducir la temperatura de los paneles.

El equipo realizó una prueba de cultivo de plantas utilizando el WEC2P en Arabia Saudí durante dos semanas en junio, cuando hacía mucho calor. Utilizaron el agua recogida únicamente del aire para regar 60 semillas de espinacas de agua plantadas en una caja de cultivo de plástico.

Espinacas brotan con éxito gracias al sistema de paneles solares e hidrogel

A lo largo del experimento, el panel solar, con un tamaño similar al de la parte superior de un pupitre de estudiante, generó un total de 1.519 vatios-hora de electricidad, y 57 de las 60 semillas de espinacas de agua brotaron y crecieron normalmente hasta alcanzar los 18 centímetros. En total, se condensaron unos 2 litros de agua del hidrogel durante el periodo de dos semanas.

“Nuestro objetivo es crear un sistema integrado de energía limpia, agua y producción de alimentos, especialmente la parte de creación de agua en nuestro diseño, que nos diferencia de la agrofotovoltaica actual”, dice Wang. Para convertir el diseño de la prueba de concepto en un producto real, el equipo tiene previsto crear un hidrogel mejor que pueda absorber más agua del aire.

“Asegurarse de que todos los habitantes de la Tierra tengan acceso a agua limpia y a energía limpia asequible forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por las Naciones Unidas -señala Wang-. Espero que nuestro diseño pueda ser un sistema descentralizado de energía y agua para iluminar los hogares y regar los cultivos”, concluye.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

EE.UU: instalan tuberías de agua que pueden generar electricidad en Portland

La tecnología en la tubería no tiene efectos adversos sobre el ecosistema del medio ...

Rusia y Chile promueven la energía renovable de origen marino

Representantes de ambos países participan del primer seminario bilateral de colaboración en esa materia