Con dos focos activos y clima adverso, continúa el combate de incendios en el norte de Córdoba

Bomberos y brigadistas de distintos organismos continúan con el combate de los incendios forestales que se registran desde el pasado viernes en los departamentos Sobremonte y Tulumba, en el norte de Córdoba, en una jornada que se presenta adversa para esa tarea por el pronóstico de fuertes vientos, informó Defensa Civil de la provincia.

“Las condiciones no son las mejores para el trabajo. Esperamos vientos del sur con promedio de 70 kilómetros por hora que es muy propicio para el fuego teniendo en cuenta que se trata de monte seco y muy combustible”, dijo hoy a los medios locales el director de Defensa Civil provincial, Diego Concha.

Los dos principales frentes de fuego se ubican en San Pedro Norte (Tulumba) y Caminiaga (Sobremonte), con focos menores en postas, parajes y estancias rurales de los alrededores de Chuña Huasi, Cerro Colorado y Villa María de Río Seco, detalló el funcionario.

Unas veinte personas fueron evacuadas preventivamente y otras 50 lo hicieron por decisión propia ante las amenazas de las llamas en las cercanías de las viviendas, y también para evitar la toxicidad del humo que cubría el espacio aéreo.

No obstante, Concha afirmó que hasta ahora no se notificaron daños en viviendas, pero sí muerte de animales, en tanto varias zonas se encuentran sin energía eléctrica por los incendios de los postes del tendido eléctrico.

“Trabajamos toda la noche con los equipos de más de 400 personas y en las primeras horas de esta mañana retomamos el combate aéreo con los aviones hidrantes” tanto de la provincia como los del Gobierno nacional, manifestó Concha, y añadió que también se cuenta con helicópteros para realizar los relevamientos.

Los incendios comenzaron el pasado viernes y se investiga si se produjeron por los rayos caídos durante una tormenta eléctrica.

La justicia también investiga la muerte de dos personas y lo ocurrido con un herido de gravedad que se encuentra internado con el 80% de quemaduras en su cuerpo. Las muertes y heridas se habrían originado cuando, presuntamente, trataban de sofocar el fuego.

Mientras tanto, un grupo de ambientalistas trabaja en las zonas siniestradas para asistir y alimentar a los animales afectados por el fuego.

Tags:

Esto tambien te puede interesar