Estos son los puntos más profundos de cada uno de los océanos

Luego de meses de investigaciones, un grupo de científicos asegura que, finalmente, tenemos la información “más precisa” sobre los puntos más profundos de la Tierra. Los cinco puntos más profundos en cada uno de los cinco océanos del planeta.

Son el resultado de la expedición Five Deeps, que mapeó con la técnica más desarrollada hasta la fecha las mayores depresiones del fondo marino en el Pacífico, Atlántico, Índico, Ártico y Antártico.

Algunos de estos lugares, como la fosa de las Marianas, de 10.924 m de profundidad, en el Pacífico occidental, ya habían sido examinados varias veces.

Pero el proyecto Five Deeps esclareció también algunas incertidumbres que quedaban.

Nuevas revelaciones

Durante años, en el océano Índico había dos lugares que competían por ser el punto más profundo: una sección de la fosa de Java, frente a la costa de Indonesia; y una zona de fractura al suroeste de Australia.

Las rigurosas técnicas de medición empleadas por el equipo de Five Deeps confirmaron que Java era el ganador.

Pero esta sección de la depresión, a una profundidad de 7.187 m, está, en realidad, 387 m más abajo de lo que habían sugerido datos anteriores.

Asimismo, en el océano Antártico ahora hay un nuevo lugar que debemos considerar el punto más profundo.

Es una depresión llamada Abismo Factorian, en el extremo sur de la fosa de las Sandwich del Sur, que se encuentra a 7.432 m de profundidad.

Hay un lugar en la misma fosa, justo al norte, que es aún más profundo (Abismo Meteor, de 8.265 m) pero técnicamente está en el océano Atlántico, ya que la línea divisoria con el Antártico comienza en los 60º de latitud sur.

El lugar más profundo del Atlántico está en la fosa de Puerto Rico, en un lugar llamado Abismo Brownson, a 8.378 m.

La expedición también confirmó los 10.924 m del Abismo de Challenger, en la fosa de las Marianas, como el punto más profundo del Pacífico por delante del Abismo Horizon (10.816), en la fosa de Tonga.

La investigación

Los nuevos datos de profundidad fueron publicados en un artículo recientemente en la revista Geoscience Data Journal.

Su autora principal es Cassie Bongiovanni, de Caladan Oceanic LLC, la compañía que ayudó a organizar la Five Deeps.

La expedición tuvo como líder al financiero y aventurero texano Victor Vescovo.

El exreservista de la Marina de EE.UU. quería convertirse en la primera persona en la historia en bajar a los puntos más profundos de los cinco océanos y logró este objetivo cuando alcanzó un lugar conocido como Abismo Molloy (5.551 m) en el Ártico, el 24 de agosto de 2019.

Pero en paralelo a que Vescovo estableciera récords en su submarino, su equipo científico estaba tomando una cantidad sin precedentes de mediciones de temperatura y salinidad del agua en todos los niveles hasta el fondo del océano.

Esta información fue crucial para corregir las lecturas de profundidad realizadas con la ecosonda desde la nave de apoyo del submarino, llamada Pressure Drop.

Por lo tanto, las profundidades reportadas tienen un alto nivel de precisión, incluso si vienen con margen de error de más o menos 15 m.

Desconocimiento de los océanos

El conocimiento actual del fondo marino es escaso.

Aproximadamente el 80% del fondo oceánico global queda por inspeccionar con el estándar moderno de tecnología que utilizó Five Deeps.

“En el transcurso de 10 meses, mientras visitamos estos cinco lugares, mapeamos un área del tamaño de la Francia continental”, explicó Heather Stewart, miembro del equipo del Servicio Geológico Británico.

“Pero dentro de esa área había otra del tamaño de Finlandia que era totalmente nueva, donde nunca antes se había visto el fondo marino”, agrega.

Según la experta esto “simplemente muestra lo que se puede hacer, lo que aún queda por hacer”.

Toda la información recopilada se entregará al Proyecto Nippon Foundation-GEBCO Seabed 2030, que tiene como objetivo compilar, a partir de diversas fuentes de datos, un mapa de profundidad del océano para fines de la década.

Por qué se necesita un mapa del océano

Lograr este tipo de mapa sería importante en muchos sentidos.

Serían esenciales para la navegación, por supuesto, y para el tendido de cables y tuberías submarinos.

También para la gestión y conservación de la pesca, porque es alrededor de las montañas submarinas donde la vida silvestre tiende a congregarse.

Cada monte submarino es un núcleo de biodiversidad.

Además, el accidentado fondo marino influye en el comportamiento de las corrientes oceánicas y la mezcla vertical del agua.

Esta es la información necesaria para mejorar los modelos que pronostican el cambio climático futuro, porque son los océanos los que juegan un papel fundamental en el movimiento del calor alrededor del planeta.

Y si queremos comprender con precisión cómo se elevará el nivel del mar en diferentes partes del mundo, es imprescindible disponer de buenos mapas del suelo oceánico.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

El Hubble descubre agua en una luna de Júpiter

Hay agua más allá de la Tierra. Y esa confirmación fue registrada esta semana ...

Récord de adhesiones por países en La Hora del Planeta 2015

Casi 10 mil ciudades de 172 países se sumaron a la convocatoria mundial para ...