Chubut: proyectan mejorar la oferta turística de Península Valdés

La Administradora de Península Valdés enumeró objetivos que se ha trazado para este ciclo 2014, en el cual pretende encarar nuevas acciones para profundizar políticas de accesibilidad desarrolladas el pasado año y conseguir la generación de nuevos productos, para hacer que la visita a ese área sea de dos días y no una de día completo.
 

De acuerdo a lo expresado por el titular del directorio que administra el Área Natural Protegida, Federico Bovier, este año “pretendemos incorporar valor agregado para el visitante, para las áreas de conservación y poner en valor determinados conceptos como el geológico y la fauna terrestre”.
 
Por estos días se trabaja todo lo diagramado previo al inicio de la temporada de verano, en “lo referido al uso de playa, sobre todo para esta época, que es cuando mayor incidencia se tiene”, indicó Bovier.
 
Sobre el particular, explicó que dentro de Península Valdés hay “cuatro playas de uso público: Larralde, Villarino, Pardelas y Punta Gales, pero tenemos que pensar en comenzar un trabajo de ordenamiento más profundo, para lograr garantizar al visitante una estadía plena sin que se genere impacto dentro del área y que luego sea difícil revertir a lo largo del año”.
 
Por otro lado, sostuvo que desde esa Administradora está previsto avanzar en “ampliar los recorridos”, además de generar nuevos productos, “para que la visita a la península no sea una excursión de día completo sino que, sobre todo en temporada baja cuando hay menor período de luz solar, se transforme en una visita que deba realizarse en dos días”.
 
En diálogo con la prensa, Bovier anunció también que desde la administración pretende “mejorar el Centro de Interpretación de Punta Norte y otras cuestiones que se están charlando con la Provincia y el Municipio, para ponernos a tiro respecto de lo que se hace en otras áreas protegidas del país y de la provincia”.
 
En tal sentido, recordó que durante el 2013 “se terminó de instalar el mirador de Punta Pirámides, construido en madera, con el cual se gana en altura y se lo aleja del límite del acantilado, para dar mayor seguridad a los visitantes”.
“También se realizaron trabajos en el mirador de la Caleta Valdés, frente a la pingüinera que se está formando, además de otras tareas que se concretaron también en la zona de Punta Cantor y otro tanto en Punta Norte”, indicó.

Tags: