Brasil: un proyecto científico protege a los jaguares

La hacienda Preto Velho es desde hace 12 años un santuario de protección del jaguar, el rey de la selva americana, un animal nocturno y solitario, gran nadador y que puede recorrer 50 km en un día, pero cada vez más escaso en la sabana brasileña, reducida a su vez por el avance de los cultivos de soja y el ganado.

 
En Brasil, donde se estima que viven la mitad de los jaguares americanos, todavía existe la profesión de “oncero”: el cazador de la “onça pintada”, como se le llama en el país.
 
El jaguar pertenece al género de las panteras, como el el león, el tigre y el leopardo, caracterizados por su rugido y que requieren de grandes espacios de naturaleza preservada.
 
El santuario acoge hoy a 22 grandes felinos, 13 de ellos jaguares, muchos con historias como la de Xico, capturado de cría y criado por una familia, que dormía en la cama y jugaba a muñecas con la niña de la casa, hasta que comenzó a crecer, se despertó su instinto animal y tuvieron que deshacerse de él.
 
Otros dos animales están siendo adaptados para la reinserción en la selva. La ONG Jaguar también intenta devolver a tres jaguares a la naturaleza.
 

Tags:

Esto tambien te puede interesar