¿Cómo saber si tu perro tiene cáncer?

perro

El cáncer es una enfermedad que afecta cada año a un mayor número de perros, llegando a ser una de las principales causas de muerte canina en la actualidad. Existen muchos tipos de cáncer y no todos son potencialmente mortales, por eso es importante saber detectarlos y comenzar un tratamiento adecuado.

Veamos cuales son los principales síntomas que deben hacer saltar todas nuestras alarmas y acudir con nuestro perro a una clínica veterinaria para que tras examinarlo, puedan confirmar si se trata de algún tumor maligno.

Signos clínicos de tumores externos en los perros

Buena parte de los cánceres que afectan a los perros van a ser detectables mediante un examen físico. Lo que encontraremos serán bultos o heridas sobre la piel y por debajo. Estos tumores pueden ser de superficie más o menos lisa, de aspecto verrugoso o no, y de muy diferentes dimensiones.

De esta forma se presentará los tumores en la zona perianal, en los testículos, en las glándulas mamarias, en la boca o en los ganglios linfáticos. Tan solo fijándonos en nuestro perro y palpándolo regularmente es posible que los detectemos.

Por otra parte, la revisión veterinaria, como mínimo anual, incluye una exploración a fondo que también sirve para la detección de un cáncer con estas manifestaciones. A veces, los tumores en los huesos también se pueden sospechar si observamos una inflamación en alguna extremidad o en alguna zona de hueso.

Signos clínicos de tumores internos en los perros

El cáncer afecta de igual manera a órganos internos. Entre ellos, los que resultan dañados con mayor frecuencia son el bazo, el hígado y el tracto gastrointestinal. Tanto el hígado como los pulmones son órganos que con frecuencia se ven afectados por metástasis. El cáncer comienza en otra parte del cuerpo pero consigue reproducirse y afectar otras zonas.

En los órganos internos los tumores no resultan observables externamente, por eso el diagnóstico puede llegar ya en una fase muy avanzada de la enfermedad. Síntomas que tienen que hacernos sospechar son el adelgazamiento, la aparición de masas que se palpan en la zona abdominal, vómitos, diarrea, estreñimiento o hemorragias gastrointestinales.

Además, el cáncer es más común en perros de mediana y avanzada edad. Por eso es importante, no solo acudir a revisiones veterinarias, sino periódicamente explorarlo nosotros mismos en casa. A partir de los siete años es recomendable iniciar estos exámenes. Es ideal una revisión y, como mínimo, un análisis de sangre.

Síntomas comunes en perros con cáncer

Al existir varios tipos diferentes de cáncer, los síntomas pueden ser también diferentes, en función del tipo de cáncer que padezca. Un cáncer de piel muestra claros signos de problemas en la piel, pero un cáncer de huesos por ejemplo, no es apreciable a simple vista.

Por eso debemos fijarnos no sólo en lo que podemos o podríamos apreciar a simple vista, cómo problemas de piel o bultos extraños, sino que debemos fijarnos en lo que apreciamos a nivel general:

  • Cansancio y fatiga injustificados
  • Estados febriles
  • Perdida de peso injustificada
  • Falta de apetito, inapetencia
  • Caída del estado anímico
  • Dolor y/o lloriqueo
  • Síntomas evidentes cómo: Calvas, perdida de pelo, bultos extraños, inflamaciones, sangrado.

Si apreciamos uno o varias de estos síntomas en nuestro perro, debemos acudir a un veterinario para que le realice un chequeo completo y nos de un diagnostico.

Las pruebas habituales para saber si un perro tiene cáncer consisten en extracción de sangre, prueba de heces, placa de rayos X, ecografía si es necesario e incluso una resonancia en casos más complejos.

Estos síntomas pueden estar ocasionados con otra enfermedad ajena al cáncer, por lo que no debemos alarmarnos sin más. Simplemente debemos realizar una revisión y el veterinario será quien nos de los resultados.

Cómo prevenir el cáncer en perros

Existen varios consejos que pueden ayudar a prevenir el cáncer en nuestro perro, obviamente son consejos aplicables a los humanos también (en la mayor parte). Nadie puede afirmar conocer con exactitud el motivo por el cuál se produce el cáncer, pero si que podemos evitarlo siguiendo estos sencillos consejos:

  • Alimentar a nuestro perro con el mejor alimento para perros o en su defecto con una alimentación 100% natural cómo la dieta BARF.
  • Realizar ejercicio a diario con nuestro perro, aplicando siempre el sentido común en función de su tamaño y edad. No basta con salir una vez y fin… un perro necesita varias salidas al día.
  • Utilizar complementos nutricionales para perros que aporten beneficios a su sistema inmune y digestivo.
  • Castrar a nuestro perro o perra cuando el veterinario nos lo indique (normalmente entre los 9 y 15 meses de vida). No confundir con esterilizar, el veterinario debe castrar / vaciar.
  • Evitar que nuestro perro se exponga al sol durante las horas más fuertes. A todos los perros les encanta el sol, pero si es verano y son las tres de la tarde estando a cuarenta grados… el sol es demasiado fuerte para el, evita que se exponga de forma prolongada (que haga siestas al sol).

Y sobre todo, lo más importante de todo, es acudir a un veterinario si apreciamos algún síntoma. Un diagnostico precoz es media batalla ganada. Nadie te va a decir por Internet si tu perro tiene o no cáncer, porque es necesario realizar pruebas medicas de precisión, acude al veterinario y hazle un chequeo al perro.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

EE.UU. evalúa retirar a 360 chimpancés de sus experimentos médicos

El mes pasado, la agencia anunció que se retirarán 110 chimpancés a nivel nacional ...

México: Media sanción al proyecto que prohibe el uso de animales en circos

La iniciativa, que establece multas de hasta 50 mil salarios mínimos, será tratada en ...