Murió el último langur dorado en la isla de Umananda

langur dorado

Tristeza: con la muerte del último langur dorado (Trachypithecus geei) que vivió en la isla Umananda, en Assam, la especie se extinguió en la isla, según reportó el India Times.

Según el tweet del oficial de IFS, el langur que murió fue el último langur dorado sobreviviente en la isla. Además, aclaró que los langures dorados se han convertido en especies en peligro crítico que es endémica de Bután y algunas partes del oeste de Assam.

De acuerdo con el medio Assam Tribune, la causa exacta de la muerte de Langur aún no se ha determinado y tal vez surjan respuestas después de una autopsia.

Sin embargo, algunos conservacionistas piensan que una dolencia física, una soledad prolongada y una depresión sufrida por el primate podrían haber jugado un papel importante en acortar su vida.

Según un informe, el gobierno había iniciado varios esfuerzos para proteger y preservar a los pocos langures dorados que quedaban en Assam.

La disminución de la población de langures también es el resultado de la disminución de las reservas de alimentos y el aumento de los incidentes de conflictos entre humanos y animales.

“El hábitat de Umananda no es adecuado para el langur dorado, siendo principalmente un devorador de hojas. Si bien obtiene su parte de frutas de las ofrecidas por los devotos al templo, también se alimenta de artículos como pan, pastel, galletas, etc., que no se supone que consuma. La endogamia había sido otro problema persistente en detrimento de su salud”, dijo el funcionario de la Tribuna de Assam.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

La actividad humana está afectando a las ballenas narvales

Genera un estrés creciente en estos cetáceos que podría afectar su supervivencia

Por el calentamiento global, nuevas especies animales y plantas se desplazan hacia el Ártico

“Hemos encontrado menos hielo y, en consecuencia, más pájaros, plantas, hongos y mosquitos que ...

ballena

Apareció muerta una extraña especie de ballena en Las Grutas

El animal medía alrededor de ocho metros y presentaba múltiples lastimaduras en su cuerpo.