Cómo hacer y usar carbón vegetal para mejorar el suelo

El carbón vegetal (Biocarbón o Biochar) puede disminuir la lixiviación de nutrientes, bajar la acidez del suelo y reducir la cantidad de agua y fertilizante que se utiliza en las hortalizas y flores, además de alimentarlo con gran cantidad de nutrientes. Usar carbón vegetal en las plantas del jardín o la huerta orgánica tiene muchos beneficios más, en este artículo queremos enseñarte por qué y cómo usar carbón vegetal para mejorar el suelo de gran manera.

¿Por qué agregar carbón vegetal a la tierra de cultivo?

El carbón vegetal es muy poroso y contiene muchos de los nutrientes que se encuentran en la materia orgánica de la que está hecho.

El carbón vegetal aumenta la capacidad del suelo para retener los nutrientes de las plantas y los microbios beneficiosos del suelo, ya que retrasa o reduce la lixiviación de nutrientes por la lluvia o el riego.

La baja densidad del carbón vegetal aligera los suelos pesados, lo que permite un mejor crecimiento de las raíces, aumentando el drenaje y permitiendo la entrada de aire en el suelo.

Además, funciona igual que la cal agrícola para elevar el pH del suelo. Este producto totalmente natural aumenta los niveles de calcio, magnesio, fósforo y potasio disponibles en el suelo.

Utiliza siempre el carbón vegetal o el biocarbón con abono o tierra naturalmente rica, pues de lo contrario podrías ralentizar el crecimiento de las plantas.

Gracias al carbón vegetal puedes ayudar a aumentar el rendimiento de los cultivos, reducir la escorrentía del agua y permitir al suelo a respirar mejor durante mucho tiempo.

Cómo hacer carbón vegetal

Puedes fabricar tu propio carbón vegetal para el jardín o la huerta. Hazlo en un día tranquilo y sin viento. Como vas a utilizar fuego vivo, ten siempre a mano un extintor, una manguera conectada a la red o unos recipientes con agua, por si acaso.

Si dispones de una horno de leña, estufa, o donde hacer un poco de fuego con leña, genial, solo tienes que quemar materia orgánica para lograr un buen carbón vegetal. Añade hojas secas, palos, restos de poda, madera no tratada, o cualquier otra materia orgánica seca.

Empieza con algo pequeño para poder encender el fuego. Ten en cuenta que esto irá a parar a tu suelo; nunca utilices gasolina u otros productos químicos en el fuego.

Intenta que el fuego arda caliente y rápido al principio, y después de que las llamas iniciales se apaguen un poco, entierra el montón con un poco de tierra para cortar el oxígeno. El fuego arderá pero se quemará lentamente.

Vigílalo y una vez que los trozos más grandes midan unos cinco centímetros, apaga el fuego por completo con agua.

Asegúrate de que el fuego está completamente apagado y deja que las brasas se enfríen completamente antes de utilizar este carbón en la tierra.

Cómo aplicar el carbón vegetal al suelo

Pulveriza el carbón hasta que quede en trozos del tamaño de un guisante o más pequeños. Para aplastar el carbón, ponlo en un saco pesado y golpéalo con el palo de una escoba o un trozo de madera.

Utiliza el carbón vegetal de la misma manera que el abono o el estiércol. Espárcelo ligeramente por el suelo y trabájalo con las manos o una pala para que se mezcle correctamente con el suelo.

Incluso puedes añadir carbón fino a tu pila de compost para acelerar el proceso de compostaje. Lo ideal es aplicar una capa de carbón luego de haber puesto una de materia orgánica verde o fresca, esto ayudará a neutralizar posibles olores.

Usos del carbón vegetal en el jardín

En suelos con un alto contenido de ácido, el potasio de la ceniza de madera y el carbón vegetal eleva el equilibrio del pH del suelo y neutraliza el ácido. Eso sí, no añadas demasiada ceniza, porque si elevas demasiado el equilibrio el potasio lo hará demasiado tóxico para las plantas.

Basta con 500 gramos de ceniza por cada metro cuadrado de jardín. También puedes cortar el carbón de madera en trozos y esparcirlo por el jardín.

El carbón vegetal y la ceniza también absorberán cualquier fertilizante que pongas en el jardín y lo mantendrán durante un largo periodo de tiempo, permitiendo a las plantas un suministro lento y constante.

Cuando quemes la leña en la chimenea, ten en cuenta qué madera utilizas. La madera dura retiene más nutrientes que la blanda. Sin embargo, ambas retienen nutrientes, así que si tu preferencia para quemar es la madera blanda, no te preocupes.

Nota: No utilices carbón o ceniza en el suelo de plantas como los arándanos, las azaleas, el rododendro o la gardenia, que prosperan en suelos ácidos.

Usos del carbón vegetal en el compost

La mezcla de carbón vegetal con el abono ayudará a dispersar los nutrientes y a equilibrar los ácidos añadidos a la mezcla.

Si mezclas el carbón en el compost y lo utilizas en tu suelo, actuará como un gran alimento equilibrado para tus plantas.

Cuando estés construyendo tu compost, pon un poco de ceniza o carbón vegetal con cada capa de material que pongas. La mezcla de carbón y ceniza en el compost ayuda a descomponer el material y a dispersar los nutrientes.

Si pones material ácido en el compost, como cáscaras de limón (o en mi caso reciente, piña), puedes añadir carbón vegetal para equilibrar los ácidos y ayudar a descomponer los residuos de alimentos.

Si llevas los residuos de comida desde tu casa hasta el campamento donde está el compost, me gusta poner carbón en mi contenedor para ayudar a la descomposición, así como a los olores, hasta que llegue a mi campamento.

El carbón vegetal ayuda a eliminar plagas

Añadir trozos de carbón vegetal al jardín ayuda a añadir nutrientes lentamente a la tierra que hay debajo y actúa como una trampa mortal para los invertebrados de concha blanda.

Basta con añadir un poco de ceniza alrededor de la planta deseada y tendrás una barrera protectora contra los insectos rastreros.

El carbón vegetal, al ser absorbente y contener potasio, es letales para los invertebrados de cuerpo blando, como las babosas o los caracoles. Si la babosa o el caracol se acercan a la ceniza o al carbón, es como si les echaras sal.

Ahora bien, si tu jardín no es muy ácido o tienes el equilibrio donde quieres pero quieres librarte de estas plagas, basta con espolvorear un poco alrededor de la base de la planta en peligro de ser devorada.

También puedes romper el carbón en trozos y esparcirlo por el jardín como una especie de laberinto de muerte de los insectos. Además, cuando llueva probablemente tendrás que añadir más ceniza alrededor de la base de las plantas, por si la lluvia diluye las sales de la ceniza.

Un plato de carbón vegetal en una zona absorberá cualquier olor o producto químico que necesites eliminar.

Uso del carbón vegetal como absorbente

Cuando la madera se quema, se vuelve más porosa, lo que permite que el carbón vegetal desarrolle la capacidad de absorber cualquier nutriente, olor y producto químico que se encuentre en las proximidades.

¿Tienes un olor en casa o necesitas limpiar tu estufa? Ponga un plato de carbón vegetal y éste absorberá la mayoría de los aromas no deseados. Puede que tengas que abrir una ventana, pero al menos reducirás el tiempo.

¿Tu compost empieza a oler a amoníaco? Pon un poco de carbón vegetal o ceniza y lo neutralizará enseguida.

Si pones algunos trozos de carbón en una caja de herramientas o en otro lugar donde tengas cosas, el carbón absorberá la humedad.

Tags:

Esto tambien te puede interesar