domingo, junio 26, 2022

La famosa tiburón Katharine reaparece tras un año ‘perdida’ en el océano

Más leídas

Tras casi un año desaparecida por el océano, Katharine ha vuelto a dar señales de vida. Esta hembra de tiburón blanco , uno de los ejemplares más grandes que se han rastreado en el Atlántico del Norte ha regresado de forma misteriosa, según ha detectado el rastreo vía satélite, con el que los científicos seguían su rastro.

Katharine, que pesa más de 1.043 kilos y mide más de 4 metros, se había convertido en un popular personaje en las redes sociales e internet. En su perfil de Twitter cuenta con más de 61.000 seguidores y mucha gente se había aficionado a reseguir su periplo oceánico gracias al sistema de rastreo y el mapa de seguimiento en línea de Ocearch.

Precisamente fueron los científicos de esta organización sin fines de lucro, que viaja por el mundo facilitando la investigación de peces y océanos, los que en 2013 consiguieron ponerle a Katharine un dispositivo de rastreo. Lo consiguieron cuando este colosal tiburón se encontraba frente a la costa de Cabo Cod, en Massachusetts (Estados Unidos).

Esta hembra de tiburón debe su nombre de pila a Katharine Lee Bates, la autora de la letra de la canción patriótica “America the Beautiful”.

El 12 de mayo de 2019, sin embargo, la pista de Katharine se perdió. Aquel día, un ping la situaba a unas 150 millas de la costa de Charleston, pero después de eso, no se supo nada más del tiburón. Durante meses se dejaron de recibir señales del animal y se llegó a especular sobre su muerte, algo poco probable pues la media de vida de los tiburones es de 75 años.

  Tragedia en las Bahamas: una chica murió por el ataque de tres tiburones

Pero a finales del pasado mes de marzo, el dispositivo de rastreo de Katharine volvió a activarse. Al principio llegó un ping bastante débil, por lo que los científicos pensaron que era una “transmisión fantasma”, según explica al New York Times Bryan Franks, profesor asistente de ciencias marinas de la Universidad de Jacksonville en Florida y colaborador de Ocearch.

Unos días más tarde, el 4 de abril, llegaron tres pings más en menos de 24 horas. Aquí ya empezaron a pensar en que quizás Katharine había regresado. Las señales recibidas sitúan el tiburón a unas 200 millas de la costa de Virginia.

El rastreador de Katherine, un dispositivo de un tamaño parecido al iPhone X, está conectado a la aleta dorsal y transmite un ping cuando el tiburón atraviesa la superficie.

Lo que puede explicar el largo silencio de Katharine es el hecho que los grandes tiburones blancos pueden permanecer debajo de la superficie largos períodos de tiempo, de incluso meses, por lo que en este tiempo no habría llegado ninguna señal.

Katharine no es el único tiburón que Ocearch ha etiquetado, rastreado y convertido en una celebridad en las redes sociales. Otra, Mary Lee, tiene incluso más fans que Katharine, y cuenta con 130.000 seguidores en Twitter. Además de crear perfiles sociales y vender camisetas de los tiburones, Ocearch ofrece todo su trabajo en código abierto, lo que contribuye a ampliar el conocimiento de la vida acuática.

- Publicidad -
Últimas noticias

Donaron una isla al Parque Iberá de Corrientes que será de acceso público

El gobernador Gustavo Valdés confirmó que la fundación Rewilding hizo entrega oficial del inmueble.

Noticias relacionadas