Mejoraron la calidad del agua y el aire de la cuenca Matanza-Riachuelo

Más leídas

En la cuenca hídrica Matanza-Riachuelo, mejoraron la calidad del agua y del aire, indicó el último informe técnico de la autoridad de la zona, Acumar. El estudio se realizó a partir de datos de calidad de agua, hábitat, biodiversidad y aire de la región recogidos por el organismo en 2022.

El documento de calidad de agua superficial y sedimentos contiene los principales resultados de la campaña realizada por el organismo en agosto de 2022, en la que se monitoreó el estado de las distintas subcuencas a lo largo de 35 puntos, indicó el organismo en un comunicado.

De acuerdo con el estudio, en las últimas campañas, decayó en general el valor relativo de uno de los parámetros que había presentado puntos conflictivos y valores altos durante la pandemia de Covid-19, pero también recientemente: el de grasas y aceites, medido a partir de SSEE (Sustancias Solubles en Éter Etílico). El informe indica que actualmente se encuentra en valores no detectables, es decir, por debajo del límite de detección.

Los resultados también indicaron que, en metales como cadmio, plomo o níquel, los valores están nuevamente por debajo de los límites de detección en cada caso. Las excepciones se producen en zinc, para algunos casos donde se llega a registrar el valor, siendo el más relevante el que se dio en agosto 2022 para la estación de medición ubicada en el río Matanza.

Por otra parte, los expertos señalaron que los valores de hidrocarburos se muestran siempre menores al límite de cuantificación, mientras que no se observan valores significativos en metales.

En esta campaña también se calculó el Índice de Calidad de Hábitat de Arroyos Urbanos (USHI) en 56 sitios distribuidos en Cuenca Alta, Media y Baja, lo que permite diagnosticar el estado ambiental de los sistemas fluviales muestreados.

La Acumar también publicó el informe integrado del estado de la calidad del aire, realizado entre septiembre y noviembre de 2022, en el que se incorporan los resultados generados tanto por la red de monitoreo del organismo, como por la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires (APrA) en el ámbito de la Cuenca. De acuerdo con los estudio, en tres de los puntos de muestreo manual distribuidos en Puente La Noria, Puente Alsina y Desembocadura Riachuelo, los valores registrados durante el período evaluado para monóxido de carbono (CO) y dióxido de nitrógeno (NO2) se encontraron por debajo de los límites admisibles establecidos.

En la versión completa publicada por Acumar en https://www.acumar.gob.ar/monitoreo-ambiental/informes/, también se pueden encontrar datos del monitoreo de primavera en los humedales prioritarios de la Cuenca Matanza Riachuelo (Lagunas Saladitas, Santa Catalina, Laguna de Rocha y Humedales de Ciudad Evita).

La campaña se realizó junto al Instituto Nacional del Agua (INA) en toda la Cuenca Hídrica Matanza Riachuelo, e incluyó 65 puntos de recolección de muestras y medición de caudales (aforos) en 20 de los sitios.

La información permite, entre otras tareas, “continuar planificando intervenciones y políticas públicas que sigan contribuyendo a ese gran objetivo”, señaló el presidente de Acumar, Martín Sabbatella.

Últimas noticias

Liberaron 25 aves autóctonas y destruyeron tramperos en la reserva natural de General Alvear

En un acto de Biodiversidad y Ambiente reinsertaron las aves autóctonas en la reserva natural municipal Laguna El Trapal de General Alvear