Cada vez más establecimientos rurales hacen producción agroecológica u orgánica

campo

La producción agropecuaria que excluye el uso de agrotóxicos y semillas transgénicas, y a la par fomenta la interrelación de la siembra y la ganadería sin perder de vista el respeto por el medio ambiente, sigue ganando espacio en la Argentina.

Según datos del último Censo Nacional Agropecuario (CNA) divulgados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), a nivel local los establecimientos que llevan a cabo la labor rural bajo el paraguas de la agroecología o el desempeño orgánico totalizan 5.277 sobre un total de 250.881 explotaciones relevadas.

A partir de esos números, indicaron a Economía Sustentables sendas fuentes cercanas al organismo, es posible afirmar que, hoy por hoy, en la Argentina agrícola 1 de cada 50 establecimientos rurales se inclina por un desempeño que abraza la práctica sustentable.

Censo positivo

“El resultado del censo muestra una tendencia en expansión y que se puede ampliar fuertemente de la mano de un plan nacional que estimule la agroecología. Desarrollarnos en ese sentido tiene que ser la meta. Ya hay varios países que lo están haciendo”, expuso ante Economía Sustentable el ingeniero agrónomo Eduardo Cerdá, presidente de RENAMA, red que aglutina a 29 grupos de productores y 21 municipios distribuidos entre Argentina y Uruguay.

Para luego añadir: “El incremento en los proyectos de esa naturaleza puede garantizar enormes oportunidades para la Argentina como país generador de alimentos de mayor calidad, con otro valor”.

En la Argentina, Gualeguaychú, Guaminí, Bolívar, Lincoln, General Alvarado, Coronel Pringles, Salliqueló, Chabas, Saavedra, Coronel Suárez, Adelia María, Monte de los Gauchos y Pigüé, son algunos de los distritos y pueblos que, de forma comunal o a través de grupos de productores, ya abrazan la producción agrícola sin plaguicidas.

La nación oriental dice presente en RENAMA a través Atlántida, Canelones. En los últimos días, los municipios de Mar del Plata y Mar Chiquita iniciaron conversaciones para integrarse a la red en cuestión.

Entre otros aspectos, la organización promueve una agricultura basada en la disminución del uso de plaguicidas y excluye la siembra de semillas genéticamente modificadas dado que, en palabras del titular de la red, “esos eventos no mejoran la calidad nutricional de los cultivos y generan diversos problemas para la salud del suelo y de los consumidores”.

La agroecología como tal reduce la pérdida de suelo como recurso productivo.

“El número de establecimientos constatados demuestra lo atractivo que, en términos económicos, resulta esto de generar alimentos sanos, sin restos de sustancias químicas preocupantes”, dijo Cerdá.

“Estamos hablando de una forma de agricultura que baja los costos para los productores en alrededor de un 50 por ciento. Y les asegura independencia comercial a partir de rindes similares o superiores a los de la agricultura que utiliza insumos químicos”, concluyó.

Tags:

Esto tambien te puede interesar