Padres e “hija no humana”: para un juez, una pareja y su perra formaban una “familia multiespecie” en Chubut

En un novedoso fallo, un juez penal calificó a los dueños de una mascota como “sus padres”. Y a la mascota, una perra de más de un año mezcla Pitbull, como “la hija”. Además, el magistrado reconoció que forman una “familia multiespecie” debido a la integración del can (y otras tres mascotas) a la vida cotidiana familiar.

El fallo tiene que ver con la muerte de la perra “Tita”, en un hecho ocurrido en marzo de 2020 cuando un policía la mató de un disparo con su arma reglamentaria mientras hacía un recorrido para controlar que la cuarentena estricta impuesta en ese entonces por la pandemia se cumpliera. Ocurrió en el balneario Playa Unión de Rawson, en la provincia de Chubut.

La perra pertenecía a la pareja que forman Marianella Castillo y Maximiliano Muñoz, quienes tienen dos hijos. El fallo se conoció recientemente y tuvo una gran repercusión sobre todo en las redes sociales.

Además, el juez penal Gustavo Daniel Castro reconoció a “Tita” como “una persona no humana” basándose en un fallo de 2015 relacionado a la orangutana “Sandra”, quien fue reconocida por la jueza Elena Liberatori como “un ser sintiente”.

Castro condenó al policía Elías Saavedra, autor del disparo, a un año de prisión en suspenso y dos de inhabilitación en su cargo de policía. En declaraciones realizadas a Clarín, Saavedra aseguró que “no es un asesino” y que le disparó a la perra “para defenderse de un ataque”. Dijo también que le pidió perdón a la familia.

En su fallo, el juez Castro remarcó que “para dejar aclarada una cuestión, que si bien no resulta decisiva para la resolución de la causa, quedó acreditado que Maximiliano Muñoz, padre de ‘Tita’, fue quien produjo el daño a la luneta del patrullero”. Y en otro párrafo expresó que “luego de ser sacrificada, ‘Tita’ fue entregada a sus padres en una bolsa de plástico y según relata Marianella Castillo que, sabiendo que podía ser de utilidad, decidió conservar su cuerpo en el freezer de la vivienda hasta que sea citada por la Justicia”.

La sentencia expresó también que “con el arma reglamentaria, Saavedra dio muerte a “Tita”, hija no humana de la pareja formada por Marianella Castillo y Maximiliano Muñoz”. El término “no humano” fue utilizado por Castro poniendo como ejemplo el caso de la orangutana “Sandra”, quien por una sentencia de 2015 fue considerada así por la jueza Liberatori, la que le otorgó derechos fundamentales como “la vida y la libertad así como el derecho a no afectarla ni física ni psicológicamente”.

“Sandra”, quien también fue considerada como “un ser sintiente” por la magistrada, había vivido 33 años en el zoológico de Buenos Aires. El fallo determinó que se le debía buscar un lugar que garantice su bienestar. Fue trasladada al Centro de Grandes Simios, en Florida, Estados Unidos.

Castro consideró que “hoy el animal ya no es una cosa, es un ser sintiente y con el derecho a que se le respete le vida. Por eso no podemos afirmar tan livianamente que el interés e integridad física de una persona esté por encima del interés de vida de un animal”. Y dijo además: “La muerte de ‘Tita’ ha causado en su familia una pérdida irreparable. Los testimonios de Castillo y de Muñoz mostraron la integración de “’Tita’ en la vida familiar transformándose en una familia multiespecie”.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Argentina: Comenzó un nuevo Curso de Guardaparques Nacionales en Córdoba

La capacitación aborda materias como manejo del patrimonio natural, combate de incendios forestales y ...

COP 21: Presentaron el acuerdo del clima de París

Laurent Fabius, presidente de la cumbre, advirtió a los países que 'su responsabilidad histórica ...