jueves, agosto 18, 2022

Rusia crea un combustible ecológico para automóviles a base de alcohol

Más leídas

La tecnología automotriz continúa avanzando en el mundo, debido a la gran demanda y la cantidad de personas con un auto o con intención de adquirirlo, por ello un grupo de especialistas rusos sorprendieron al mundo al crear un combustible alternativo, que nace bajo la mezcla del alcohol etílico y derivados del petróleo. 

El nuevo producto que promete conquistar el mercado, fue creado por los empleados del Instituto de Investigación de Procesamiento de Petróleo de Rusia, y su eficacia está comprobada, ya que puede usarse en vehículos comunes y corrientes, permitiendo que funciones el motor y ayude a cuidar al medio ambiente.

El combustible ecológico está compuesto de 20% a 40% de alcohol etílico derivado del vegetal y el petróleo y sus productos más baratos. También tiene bajo contenido de resinas y azufre, lo que asegura que el sistema de combustible del carro esté siempre limpio.

Mijaíl Ershow, uno de los autores del proyecto, indicó que el oxígeno contribuirá que haya menos hidrocarburos no quemados en los gases de escape, por lo que ayudará al medio ambiente. ‘En Brasil la gasolina regular en las estaciones de servicio locales contiene un 27% del alcohol. El combustible con etanol recibe apoyo estatal en Tailandia, y se está desarrollando activamente en Estados Unidos’, contó Ershow al periódico Izvestia. 

En Estados Unidos se usa el maíz para el bioetanol, mientras que en Rusia se emplea la caña de azúcar barata. En Rusia el procesar residuos de trigo de forraje o madera baratos podría ser usado para este propósito. 

El bioetanol sería beneficioso porque ayuda a frenar el apetito de las compañías petroleras, pero en el caso del biocombustible, solo funcionará si el Gobierno ruso se niega a gravar el alcohol para combustible.

  Rusia: Construyen un alto horno ecológico para fundir chatarra con un reactor a burbujas
Últimas noticias

En los últimos 60 años, se perdió casi la mitad de la superficie forestal mundial

Esta caída amenaza el futuro de la biodiversidad y afecta la vida de 1.600 millones de personas a nivel global.

Noticias relacionadas