jueves, octubre 6, 2022

SOLARIS: el proyecto de Europa para conseguir energía solar espacial

Más leídas

Cada vez los requisitos energéticos son más altos y necesitamos producir una mayor cantidad de energía para satisfacer a la industria y a nuestras necesidades. Esto nos obliga a usar fuentes de energía contaminantes, que emiten gases a la atmosfera. Europa es consciente de esto y, por ello, está interesada en un proyecto llamado SOLARIS para invertir en energía solar espacial y así potenciar su independencia energética y reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Entendemos como energía solar espacial, aquella que adquirimos en el espacio y que podemos convertir en otro tipo de energía. El uso principal que veríamos es el de hacer la conversión a electricidad y así considerarla una fuente de energía renovable. Si bien puede parecer que la energía conseguida por este método es muy inferior a otros como el uso de combustibles fósiles, hay que tener algo en cuenta. Y es que, en la Tierra, el empleo de paneles solares es menos efectivo pues la radiación solar recibida es mucho menor.

El proyecto SOLARIS para captar energía solar espacial será muy caro

El director de la agencia espacial, Josef Ashbacher, declaró que ha estado trabajando para conseguir apoyo en Europa y llevar a cabo un proyecto para evitar depender tanto de las fuentes de energía no renovables. Así pues, presenta su programa SOLARIS al consejo de la ESA (Agencia Espacial Europea), con el fin de hacerlo realidad. De hecho, si se firma y se cumple su financiación, su desarrollo empezaría en 2025. SOLARIS pretende así, captar energía solar espacial, mediante satélites que orbitan por encima de la atmósfera terrestre. Esta será obtenida mediante células fotovoltaicas y se convertirá en electricidad para uso residencial o industrial.

  VIDEO | Un joven de Ghana construye a mano una moto eléctrica solar de madera con materiales recuperados

Su principal ventaja es que en el espacio no hay noche ni nubes que disminuyan la energía solar conseguida, además de que su intensidad es mucho mayor. Actualmente, Europa consume 3.000 TWh de electricidad al año y se espera que el programa SOLARIS pueda cubrir entre una cuarta y una tercera parte de esta cantidad. No obstante, el coste para lanzar este sistema será extremadamente caro, pues costará cientos de miles de millones de euros. Esto es debido a que se necesita una constelación de docenas de enormes satélites que captan luz solar a 36.000 km de la Tierra.

Y además, cada uno de estos satélites tendría una masa 10 veces mayor a la de la Estación Espacial Internacional que ya de por sí posee una masa de 450 toneladas métricas. Hablamos así la necesidad de lanzar al espacio miles de lanzamientos con cohetes pesados para llevar todos estos satélites.

Necesitaría 200 veces más la capacidad de transporte espacial actual

Según un informe de la empresa británica Frazer-Nash, este programa SOLARIS para conseguir energía solar espacial está lejos de poder cumplirse en el plazo propuesto. De hecho, estima que la puesta en órbita de un solo satélite llevaría entre 4 y 6 años. Así pues, para conseguir todos los satélites que pretenden deberían aumentar 200 veces la capacidad de transporte espacial. Adicionalmente, Elon Musk, CEO de SpaceX, afirma que es una estupidez y que no va a funcionar. Para ello, emplea el argumento de que a pesar de conseguir el doble de energía solar, hay que hacer una doble conversión.

Así, pasar de electrón a fotón y viceversa, asegurando que se pierde eficiencia y cuesta llegar al 50%, por tanto, es mejor tener paneles solares terrestres. Para más inri, un físico llamado Casey Handmer estuvo también en contra del proyecto SOLARIS, añadiendo que los costes y pérdidas eran demasiado altos. Así, asegura que hay pérdidas de transmisión, pérdidas térmicas y costes logísticos añadidos. Con todo esto estima que la energía solar espacial sea tres veces más cara que las fuentes de energía terrestres. Su crítica se mantiene incluso en una situación ideal donde se alcance una eficiencia del 100% y unos costes de lanzamiento orbital de 10 dólares/kg.

  Chile: invertirán en la primera planta de concentración solar de potencia de Latinoamérica

Incluso así, reconoce que conseguir energía solar del espacio no podría competir con adquirirla en la Tierra. Veremos en un futuro si la ESA y Europa acceden finalmente a empezar el programa SOLARIS. Aunque viendo lo caro y ambicioso que es, es difícil que pueda llevarse a cabo y, en caso de hacerse, parece que va para largo.

Últimas noticias

La minería del bitcoin en EE.UU. contamina tanto como 6 millones de coches al año

Afirman que los mineros de bitcoin alteran el sistema energético y obligan a que se siga usando combustible fósil.

Noticias relacionadas