martes, noviembre 29, 2022

Adiós a un clásico: por qué Florida va a reemplazar sus icónicas palmeras

Más leídas

Las icónicas palmeras que aparecen en casi todas las postales de las playas de Florida comenzarán a desaparecer de esa imagen paulatinamente. Es que en el sur del estado planean reemplazar esas clásicas plantas por árboles nativos para reforzar su estrategia contra los efectos del cambio climático en la zona.

“Las palmeras no secuestran carbono al mismo ritmo que nuestro dosel de árboles nativos y no brindan sombra, no refrescan las calles y veredas para ayudar a contrarrestar el efecto de isla de calor urbano que ofrece el dosel arbóreo”, dijo Penni Redford, gerenta de cambio climático y resiliencia de la ciudad de West Palm Beach, al norte de Miami, citado por la cadena CNN.

La intención de esas ciudad y de Miami Beach, por ejemplo, es sumar árboles nativos, y reemplazar con ellos a las palmeras que se mueran.

El problema del dióxido de carbono es que, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), está en sus niveles más altos en por lo menos los últimos 800.000 años. Por eso, la Tierra debe eliminarlo o los humanos deben dejar de agregarlo.

Según CNN, una de las soluciones que se plantean ante este problema es el “secuestro terrestre de carbono”, consistente en plantar árboles, que absorben carbono durante la fotosíntesis y lo almacena durante la vida del árbol.

Pero no todos los árboles cumplen con la misma eficacia esta tarea. De hecho, las palmeras en el sur de Florida son las menos efectivas: solo absorbe 2,2 kilos de CO2 por año, mientras que otros árboles, como los robles, pinos y cedros, pueden secuestrar más de 1360 kilogramos de CO2 durante su vida. Este es el motivo por el que planean reemplazar las palmeras por árboles de hoja ancha o coníferas.

  Tragedia del Prestige: Francia reclamará por 'atentado contra el medio ambiente''

“Las palmeras, aunque son una parte icónica del paisaje de Miami Beach, han pasado de ser una planta de acento a un componente importante del bosque urbano de la ciudad”, dice el texto del plan Rising Above. Según ese proyecto, para 2050, las palmeras de Miami Beach no deberían representar más del 25% de la población de árboles públicos.

“El roble vivo del sur, Quercus Virginiana, árboles de copa grande, pueden soportar inundaciones y huracanes ocasionales y son resistentes a la niebla salina, proporcionan hábitat para aves y una variedad de musgos y bromelias en el sur de Florida”, dijo, para dar un ejemplo, Redford, de West Palm Beach.

Últimas noticias

En solo dos años se triplicó las ventas de autos eléctricos

La descarbonización del sector del transporte -adelanta ICCT- podría evitar una subida de medio grado centígrado en los próximos 25 años.

Noticias relacionadas