Bariloche: un vecino salvó su casa de las llamas junto a los brigadistas

Gabriel Carrizo no lo puede creer. Levanta la vista, mira a sus alrededores y observa que gran parte de la vegetación está quemada. Las llamas pasaron a un metro y hasta rodearon parcialmente su vivienda. Pero no la tocaron. Está agotado. Fue una madrugada de mucho trabajo codo a codo con brigadistas de Parques Nacionales que lucharon sin descanso para controlar el incendio forestal en la zona conocida como Americana Apache, a unos 17 kilómetros de San Carlos de Bariloche, frente al lago Gutiérrez.
 

‘Lo que vivimos fue una mezcla de angustia y alegría porque le agradezco a Dios que el fuego no agarró mi casa’, afirmó Gabriel en diálogo con ‘Río Negro’. Está agradecido de los vecinos y de los brigadistas de Parques Nacionales. En ese sector viven 23 familias, señaló. El fuego no destruyó ninguna casa.
 
Gabriel vive en ese lugar desde hace ocho años. Construyó su vivienda a unos 800 metros de la Ruta Nacional 40 Sur. La vista panorámica es imponente desde ese lugar.
Recordó que le avisaron alrededor de las 16:30 del sábado del incendio. Estaba con su señora y sus tres hijos en Bariloche. ‘Un vecino me llamó para avisarme que se estaba incendiando la casa’, relató.
 
Regresó rápidamente y cuando llegó el fuego estaba a unos 300 metros de su vivienda. Pero el viento empujaba las llamas hacia su casa. Su mujer y sus hijos no volvieron. Era muy peligroso.
 
Una hora después, el fuego estaba golpeando la puerta de su vivienda. Gabriel luchó como pudo para impedir que siguiera avanzando. La misma pelea daban las familias de las otras casas del sector con palas, rastrillos y baldes con agua. Dijo que hasta turistas que paseaban se acercaron a colaborar. También bomberos voluntarios.
 
Al principio costó obtener agua, pero el personal de Parques instaló una motobomba en un arroyo cercano y solucionó el problema. A esa hora, el calor era insoportable. Señaló que los árboles estaban prendidos fuego por dentro.
 
‘Eran las once de la noche y la gente de Parques seguía tirando agua’, contó Gabriel.
 
‘Hasta las cinco de la madrugada estuvimos tirando agua todos tratando de apagar los focos’, destacó. Luego, descansaron un rato y a las 8 reanudaron la pelea. ‘Los brigadistas me decían que fue un milagro que mi casa no se quemara, porque el fuego siguió avanzando por los costados de la vivienda’, indicó Gabriel. Afirmó que no saben cómo empezaron las llamas.
 
El jefe del departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias (ICE) del Parque Nacional Nahuel Huapi, Pedro Curuhual, informó ayer que el fuego estaba detenido y circunscrito a una superficie estimada de dos hectáreas.
 
Informó que el trabajo en el lugar se reanudó a las 8. Describió que el fuego quemó pastizales, matorrales y algunos cipreses. Señaló que trabajaron 17 brigadistas de Parques, con cuatro vehículos livianos y 3 camiones, además cinco bomberos con dos dotaciones de apoyo de agua.
 
Curuhual indicó que tienen ‘dividido el parque en tres zonas de acuerdo con el nivel de riesgos de incendios forestales’. Explicó que en la parte oeste, el riesgo es alto, en la parte central (donde ocurrió el incendio de la Americana Apache) el nivel es muy alto y en la zona este el riesgo es extremo’.

Diario Río Negro

Tags: