miércoles, agosto 10, 2022

¿Está el lémur en peligro de extinción?

Más leídas

Conocidos por sus grandes ojos, brillantes en la oscuridad, los lémures habitan exclusivamente los bosques de la isla de Madagascar. Forman parte del grupo de primates que tienen la nariz húmeda, también conocida como rinario, y la mayoría son activos por la noche. Cuando sus antepasados llegaron a Madagascar, se encontraron con un territorio sin depredadores y sin competidores. Con una gran variedad de hábitats y de alimentos disponibles, rápidamente se esparcieron por la isla y evolucionaron dando lugar a más de cien especies distintas.

¿El lémur está en peligro de extinción o no?

La categoría de “Preocupación menor” de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), hace referencia a especies que tienen un riesgo de extinción bajo, aunque algunas de ellas muestran una disminución en el número de individuos. Es importante que esta categoría aparezca en la lista para que se puedan monitorear a dichas especies y evitar así que suban de categoría.

En 2012, la Lista Roja incluyó al 95% de las especies de lémur bajo esta categoría. Sólo 18 años después, en 2020 la lista incluyó al 98% de las especies. En la lista aparecen 107 especies de lémur, de las cuales:

  • 103 especies de lémur están clasificadas como amenazadas.
  • 33 especies que están en peligro crítico de extinción, es decir, que están solo a un paso de desaparecer de su hábitat natural.
  • Uno de los casos más graves es el del lémur más popular de todos, el lémur de cola anillada (Lemur catta). Desde el año 2000, se estima que la población de esta especie se ha reducido un 95% y sólo quedan alrededor de 2.000 individuos viviendo en su hábitat natural. En algunos de sus hábitats dentro de la isla de Madagascar, ya ha desaparecido completamente.
  EE.UU: los delfines gritan de placer, según un nuevo estudio

A continuación vemos cuáles son las amenazas que ponen en peligro de extinción a los lémures:

Comercio ilegal de animales de compañía

Un estudio del 2016 estimó que alrededor de unos 28.000 lémures habían sido víctimas del comercio ilegal de animales de compañía durante un periodo de tres años (2010-2013). La mayor parte de estos lémures pertenecen a la especie de lémures de cola anillada, pero se estima que la caza de individuos vivos para vender como animales de compañía afecta a una treintena de especies.

Los lémures, unos animales muy sociales en condiciones naturales, son generalmente aislados y alimentados con una dieta que no corresponde a la que tienen en su hábitat. Muchos son usados como atracción turística para restaurantes y otros negocios y se les mantiene atados o en una jaula de pequeño tamaño. Generalmente, después de haber sido mantenidos en cautividad, no están en un estado que permita ponerlos en libertad.

Comercio ilegal de carne

En Madagascar, la carne de lémur se consume tanto en áreas rurales como en urbanas. Alrededor del 30% de lémures consumidos en áreas rurales son comprados, pero como su caza y venta es ilegal, no se venden en mercados y restaurantes, sino que forman parte de un mercado informal e ilegal.

Fragmentación de los bosques

La fragmentación de los bosques es la segmentación de extensas áreas forestales en pequeños trozos separados por carreteras y terrenos agrícolas entre otros. Cuando grandes bosques pasan a ser mucho más pequeños, condiciones como la humedad y temperatura se ven modificadas.

El cambio de estos factores modifica las características del hábitat y, en consecuencia, afecta a las especies que viven en él. Además, los individuos que tratan de desplazarse de un bosque a otro se ven en peligro al tener que cruzar carreteras o zonas pobladas.

  Madrid: Inesperada recuperación medioambiental del rió Manzanares

Explotación forestal

El mercado ilegal de un árbol nativo de Madagascar, el árbol Dalbergia marítima, cuya madera es muy preciada para la construcción de muebles, supera el mercado ilegal del marfil. En su hábitat natural, ésta es una especie clave para el hábitat de los lémures. Cuando los taladores entran en acción, no solo destruyen otros árboles para poder sacar la madera que les interesa del bosque, sino que además cazan lémures para alimentarse durante el tiempo que están trabajando.

La tala de grandes árboles no solo afecta a la cantidad de fruta disponible para su dieta, sino que un estudio sugiere que también afecta negativamente a su reproducción, ya que esa fase del ciclo vital de los lémures está muy ligada a ellos. Estos animales crían a camadas en las copas de los árboles, donde también los esconden en lugares cubiertos y seguros.

Minería

La minería ilegal se está convirtiendo en una de las amenazas más importantes para los lémures. El mineral más buscado es el zafiro, piedra preciosa que se encuentra en el subsuelo de los bosques de Madagascar. En muchas ocasiones, los bosques destruidos para encontrar zafiro están protegidos, pero la pobreza y la corrupción hacen que en muchos casos las leyes no se apliquen.

Cómo evitar la extinción del lémur

La lista de especies de lémur en peligro de extinción es desafortunadamente muy larga y la amenaza de desaparecer de algunas especies es muy real. Estas son algunas de las acciones que se están llevando a cabo algunas organizaciones para evitar la extinción del lémur:

  Activistas marcharon en Jujuy tras un caso de zoofilia y maltrato animal

Monitorear el desarrollo de las poblaciones: también se monitorea el impacto de los humanos y el medio ambiente sobre ellas con el objetivo de obtener datos objetivos que ayuden a la toma de medidas.

Propagar y reforestar especies vegetales: como el bambú. Estas plantas forman gran parte de la dieta de algunos lémures, como el lémur dorado (Hapalemur aureus), pero son recolectadas en grandes cantidades para la construcción y otros fines.

Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas y Flora Silvestre (CITES): es un acuerdo entre gobiernos internacionales cuya finalidad es velar para que el comercio internacional de especies no constituya una amenaza a su supervivencia. Actualmente, hay varias especies de lémur en la lista del Apéndice I, el cual incluye especies en peligro de extinción y prohíbe su comercio internacional. Por ejemplo, el lémur Eulemur flavifrons es uno de los primates más amenazados del mundo y forma parte de esta lista.

Promocionar el ecoturismo: como herramienta para proteger a las poblaciones de lémures evitando la explotación forestal y la caza furtiva al mismo tiempo que provee a la población local de un medio para generar ingresos mediante la conservación del hábitat.

Concienciar a la población local: con programas de educación.

Plantear alternativas a la proteína: por el tráfico ilegal de la carne de lémur.

Últimas noticias

Joven de Argentina rescata y restaura muebles tirados a la basura y los deja como nuevos

“La basura de uno puede ser el tesoro de otro”, es el slogan de Kevin D´Onofrio.

Noticias relacionadas