Nicaragua: el turismo ayuda a salvar tortugas verdes

En la Laguna de Perlas, Región Autónoma del Atlántico Sur, Nicaragua – A finales de marzo de 2013, un grupo de pescadores de la comunidad de Kahkabila, en la costa Atlántica de Nicaragua, obtuvo la certificación oficial tras completar una formación de guías turísticos en ecología de arrecifes coralinos y avistamiento de tortugas.

 
Estos guías se preparan para poner en marcha su nuevo negocio gestionado localmente, Kabu Tours. El proyecto, concebido y ejecutado por la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS) para proporcionar ingresos alternativos a los pescadores que dependen de la pesca de tortugas verdes para su sustento, se lleva a cabo dentro del marco del Proyecto Manglares, apoyado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), con financiación del Gobierno de España y fondos de la Agencia de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID).
 
Kabu Tours operará tours ecológicos en el Refugio de Vida Silvestre Cayos Perlas para mostrar a los visitantes la rica biodiversidad de la región, incluidos los arrecifes de coral, las praderas de pastos marinos, las tortugas marinas y sus playas de anidación.
 
Los pescadores han acordado reducir la captura de tortuga verde (Chelonia mydas), en peligro de extinción, a medida que reciben ingresos a través del ecoturismo. Si bien la Costa Atlántica de Nicaragua permite una captura limitada de esta especie para subsistencia, este proyecto genera nuevos ingresos y crea oportunidades para las personas de la comunidad. Al mismo tiempo, proporciona un fuerte incentivo para la conservación de las tortugas marinas y de la biodiversidad en general en el Refugio de Vida Silvestre de los Cayos Perlas.
 
“Realmente el sitio es excepcional y vale la pena hacer el tour con Kabu Tours. Los beneficiarios estaban realmente muy comprometidos y emocionados con lo que pueden hacer. Solo el hecho de haber aprendido a flotar, hacer snorkel e identificar peces y corales los ha motivado de gran manera”, dice Ian Drysdale, de Arrecifes Saludables, quien recientemente dirigió uno de los entrenamientos de los pescadores.
 
El Refugio de Vida Silvestre Cayos Perlas fue declarado oficialmente área protegida en 2010. Cuenta con 22 cayos con manglares y playas de arena rodeados de arrecifes de coral y praderas de pastos marinos. Este ambiente marino es fundamental para la cría, el desarrollo y la migración de muchas especies en peligro de extinción como las tortugas verde y cabezona (Caretta caretta), y sobre todo para la tortuga carey (Eretmochelys imbricata), en peligro crítico de extinción.
 
Además de su valor biológico y ecológico, el Refugio de Vida Silvestre Cayos Perlas también desempeña un papel crítico en mantener las pesquerías de tortugas verdes, langosta, varias especies de peces de escama, tiburones, e invertebrados como caracoles y pepinos de mar.

Tags:

Esto tambien te puede interesar