Europa: Los edificios comerciales tendrán que bajar sus emisiones más de un 80%

El sector inmobiliario comercial de Europa, un mercado que integra a grandes superficies, oficinas, hoteles e inmuebles industriales y administrativos, deberá reducir sus emisiones de carbono en más de un 80 % desde ahora y hasta 2050 para cumplir con los objetivos del Acuerdo climático de París.

Esta estimación emana de las consideraciones de expertos de España, Alemania, Reino Unido y Países Bajos que participan en el proyecto CRREM (Monitor del riesgo de emisiones de CO2 en el sector inmobiliario), financiado por el programa H2020 de la Unión Europea, y que acaban de terminar su primer informe, en este caso relativo a los edificios comerciales.

“Hay una preocupación enorme en los inversores y las grandes empresas por saber cuánto tienen que invertir en la renovación de las propiedades comerciales para que sean eficientes a nivel energético” y, así, cumplir con los requisitos de emisiones de carbono, afirmó la catedrática de Economía Aplicada en la Universidad de Alicante, Paloma Taltavull.

La política europea contra el cambio climático se articula en torno al Acuerdo de París, que tiene como objetivo evitar que el incremento de la temperatura media mundial supere los 2 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales y busca, además, promover esfuerzos adicionales que hagan posible que el calentamiento global no rebase los 1,5 grados.

Ello implica que el sector inmobiliario comercial podrá emitir como máximo la cantidad de 24 millones de toneladas de carbono hasta 2050.

Pero, “al ritmo actual de emisiones, esta cifra se habrá alcanzado en 2039, según nuestras previsiones”, apunta Taltavull, investigadora principal del proyecto en España, junto con los expertos Raúl Pérez y Francisco Juárez.

Para prevenir un aumento de la temperatura global por encima de los 2 o los 1,5 grados centígrados, se calcula que las emisiones de carbono deberían reducirse un 78 % y un 91 %, respectivamente, desde ahora y hasta 2050.

Además, el cuarenta por ciento de todos los edificios en la Unión Europea tendrá que ser sostenible dos décadas antes de ese plazo, en 2030, según los acuerdos internacionales, según Taltavull.

Tags: