Provincia de Buenos Aires: quieren declarar reserva natural al Parque Pereyra Iraola

La diputada del Frente para la Victoria Valeria Amendolara presentó en la últimas horas un proyecto legislativo que impulsa resguardar el Parque Pereyra Iraola, el pulmón verde que se encuentra emplazado en los municipios de La Plata, Berazategui, Ensenada y Florencio Varela.
 

“Lo que se busca es que los organismos provinciales con competencia actúen en conjunto para concretar acciones tendientes a preservar el parque como reserva de biósfera, tal cual fue declarado por la Unesco en 2008″, dijo la legisladora en referencia al proyecto que ingresó en las últimas horas en la Cámara Baja bonaerense.
 
En caso de aprobarse esta iniciativa, entre otras cosas, se prohibirá la posibilidad de realizar “actos que supongan una transformación sensible de la realidad física y biológica que comprometa al predio”.
 
Además, el régimen sancionatorio distinguirá entre infracciones muy graves, que produzcan daños irreversibles e irreparables; graves, que provoquen una alteración en el ambiente y leves.
 
“Es innegable el valor de este pulmón verde de más de 10 mil hectáreas como recurso ecológico, turístico, recreativo, cultural y social”, resaltó la diputada platense.
 
El Parque Pereyra Iraola fue declarado reserva forestal -en algunos sectores- y Parque Natural por Ley 7293/67 y Decreto Provincial N° 1465/49 en virtud de contar con una amplia variedad de especies arbóreas. Los eucaliptos que pueden encontrarse en este espacio constituyen los primeros ejemplares que ingresaron al país, cuyas semillas fueron traídas desde Australia por intermedio de Domingo Faustino Sarmiento.
 
El 7 de enero del año 1948, el Presidente de la Nación Argentina Juan Domingo Perón, en su discurso ante el Congreso, anunció la expropiación de las estancias San Juan y Santa Rosa -actualmente territorio del parque- pertenecientes a la familia Pereyra Iraola: “Salvar este tesoro forestal y artístico estratégicamente implantado entre Buenos Aires y La Plata y realizar una vasta obra cultural, social, científico y turística que incluyera institutos experimentales, laboratorios, viveros y parques zootécnicos”.
 
Un año después, el 28 de enero, el presidente expropió a la familia Pereyra Iraola y otros pequeños propietarios, una superficie de 10.138 hectáreas y el 11 de marzo del mismo año, otras 110 hectáreas.

Tags:

Esto tambien te puede interesar