Venezuela: descubren nueva musaraña endémica

Venezuela sigue creciendo como país megadiverso gracias a los estudios de dedicados investigadores como Marcial Quiroga-Carmona, licenciado egresado de la Universidad de Carabobo.

 
Las musarañas se encuentran entre los mamíferos más pequeños que existen. Aunque su aspecto asemeja a un ratón, no tiene relación con estos, ya que son animales principalmente insectívoros, de ojos y orejas reducidas, extremidades cortas, larga cola y rostro cónico con un hocico largo, dotado de bigotes muy sensibles, siendo la característica más resaltante de este grupo de mamíferos, la pigmentación roja de sus dientes.
 
Aunque se conocen más de 260 especies en el mundo, en Venezuela se trata de un grupo poco conocido, hasta ahora. Hace muy poco, solo se sabía de la existencia de una especie en los andes, y en el 2002 se determinó que eran dos especies distintas, una distribuida en el Macizo del Tamá (Cryptotis tamensis), y cuya distribución es compartida con Colombia, y la otra endémica de la Cordillera de Mérida (C. meridensis).
 
Más recientemente, M. Quiroga-Carmona y Jesús Molinari (Universidad de Los Andes), describieron una nueva especie para la Sierra de Aroa (C. aroensis), formación montañosa en la que se ignoraba la presencia de este género, hasta la descripción de Cryptotis aroensis. De forma similar, la presencia de musarañas en la Serranía del Litoral era enigmática y solo se conocía por un reporte de los mastozoólogos Juhani Ojasti y Edgardo Mondolfi, trabajo que fue publicado hace más de 40 años.
 
Recientemente, fueron capturados dos nuevos ejemplares en una localidad cercana a la del primer hallazgo, y con los estudios morfológicos realizados por Quiroga-Carmona,  se determinó que se trataba de una especie nueva para la ciencia, que se ha denominado como Cryptotis venezuelensis.
 
Con este descubrimiento son seis las especies de mamíferos endémicos (exclusivos) de la Cordillera de la Costa, ecorregión venezolana altamente poblada y que enfrenta graves problemas de conservación debido a la pérdida de hábitat, por lo que esta nueva musaraña podría ser considerada una especie en riesgo, situación que deberá ser confirmada con estudios posteriores, como aclara Quiroga-Carmona.
 
Esta valiosa investigación contó con fondos de la IEA, Iniciativa Especies Amenazadas, promovida por Provita con el apoyo de Shell de Venezuela y otras instituciones.
 
Aunque coloquialmente se usa la expresión “estar pensando en las musarañas”, para aludir a las personas distraídas, los trabajos de Quiroga-Carmona y sus colaboradores, demuestran la importancia y urgencia de continuar investigando sobre la diversidad biológica de Venezuela, donde aún esperan muchas especies por ser descubiertas y nombradas para la ciencia.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Rusia crea una nueva área protegida para tigres y leopardos

Más de 200.000 acres (que equivalen a unas 80,900 hectáreas) de una zona transfronteriza ...

México: Prohíben las corridas de toros en Coahuila

El estado norteño se sumó así a Veracruz y a Sonora, donde se votaron ...